Economía

Sellan convenios para mejorar producción de caña cruceña


Productores nacionales recibirán apoyo de entidades argentinas de investigación

Con 15 ingenios y más de 350.000 hectáreas de caña, Tucumán es una de las principales regiones productoras de azúcar del vecino país. Cada año esta provincia produce dos millones de toneladas del producto

05/11/2017

El mejoramiento de la producción de la caña de azúcar mediante la aplicación de las investigaciones y experiencia argentina en el uso de la vitroplanta, bioproducción y el mejoramiento tecnológico en el cultivo de esta planta, se constituyó en el marco global de los acuerdos a los que llegó en Tucumán una comisión de los ingenios Aguaí, Guabirá y Unagro, presididos por los dirigentes de la CAO, Freddy Suarez; Oscar Mario Justiniano y Edilberto Osinaga.

Los acuerdos fueron suscritos con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Estación Experimental Agropecuaria Obispo Colombre (Eeaoc), Asociación de Cooperativas Agrícolas (ACA) y las universidades San Pablo y Buenos Aires.

Con esto se  busca cooperación para acelerar el mejoramiento del cultivo de la caña que, en Tucumán, ocupa el primer lugar en la producción de azúcar, etanol y generación de energía con bagazo.
Con 15 ingenios y más de 350.000 hectáreas de caña, Tucumán produce más de dos millones de toneladas de azúcar, con un rendimiento de 70 toneladas de caña por hectárea.

“Este rendimiento es producto de las investigaciones de muchos años que es efectivo en el crecimiento de la agricultura”, expresó la agrónomo Fernanda Leggio, de la Eeaoc.
El titular de la CAO, Freddy  Suárez, destacó luego que " se dio un gran paso, un efectivo avance en el proyecto de fortalecer la producción de caña en Santa Cruz sobre las bases de los adelantos científicos de Tucumán.

Capa transgénica
El director del Instituto de Tecnología Agroindustrial del Noroeste Argentino (Itanoa), Atilio Castagnaro, informó a la comitiva boliviana  que en Tucumán se consiguió la caña transgénica, con resistencia al glifosato y a la sequía, pero que no se hará la liberación hasta que haya consenso, previa información detallada a todos los cañeros.
“Es preciso primero informar minuciosamente de los resultados de más de diez años de investigación. Brasil también lo ha conseguido. Queda pendiente. La ventaja es que ya lo conseguimos”, afirmó.



En esta nota



e-planning ad