ECONOMÍA

Seguro agrario destina Bs 24,5 millones para atender cultivos dañados por el clima


Potosí recibió Bs 6,9 millones; La Paz, Bs 4,7 millones; Oruro, Bs 4,5 millones, mientras que los pequeños y medianos productores de Santa Cruz percibieron Bs 1 millón. La sequía fue uno de los extremos climáticos que más afectó al agro

Hubo una mayor asignación de recursos a los departamentos del occidente

30/12/2017

La sequía fue uno de los eventos climáticos que más afectó la producción de los pequeños y medianos productores del país, por ello el Instituto Nacional del Seguro Agrario (INSA) informó de que este año se entregó más de Bs 24,5 millones de indemnización a productores  por la pérdida de sus cultivos afectados por los desastres naturales.

En el Altiplano la falta de agua y las heladas esporádicas fueron uno de los factores negativos que debieron hacer frente los productores de papa, cebada y quinua.

José Ramos, integrante de la asociación de productores de papa de Potosí, señaló que las fuertes heladas provocaron enormes pérdidas entre los productores del sur y norte del departamento y que el dinero recibido por los pequeños productores servirá para la recuperación del capital invertido.

El director del INSA, Érick Murillo señaló que se  procedió a la evaluación y al peritaje del siniestro, a través de muestreo y ello determinó que son unas  24.000 hectáreas las que estaban dañadas, principalmente por la sequía, las heladas y, en algunos casos, por las inundaciones.
Desde Oruro, Francisco Colque, productor de quinua y cebada, señaló que la sequía generó que su producción tenga un menor rendimiento y que en algunos casos la misma no tenga ningún valor comercial.

“El seguro es una ayuda, pues nos permite comprar semillas y abono para la próxima campaña. Yo perdí unas 20 hectáreas que estaban sembradas con cebada, por lo que el dinero es bien recibido”, sostuvo Colque.

Murillo explicó que este año se beneficiaron 28.616 familias productoras que recibieron una indemnización de Bs 1.000 por hectárea perdida.
 "Si hacemos un balance al año pasado podemos decir que ha sido un año mejor que el anterior, en el sentido de que la siniestralidad ha estado alrededor del 10%, mientras que el año pasado estábamos por el 14% de siniestralidad", subrayó la autoridad.

Los recursos

Murillo detalló que este año se entregaron Bs 6,9 millones en concepto de indemnización a los productores de Potosí; a los de La Paz, les correspondió Bs 4,7 millones; a los de Oruro, Bs  4,5 millones; a Chuquisaca, Bs 4,2 millones; a Cochabamba, Bs 3 millones, mientras que para los productores de Santa Cruz y de Tarija se entregó  Bs 1 millón.

La autoridad precisó que se perdieron un  20% de cultivos de quinua, otro 20% de papa y un 60% de los cultivos de avena, cebada, haba, maíz, trigo y frejol.

Al respecto, Isidoro Barrientos, presidente  de la Cámara Agropecuaria  del Pequeño Productor del Oriente (Cappo), remarcó que  el seguro es una alternativa para los pequeños productores, que son los más golpeados por los desastres naturales y por ello precisó que es importante que las autoridades tengan un control precisó de la cantidad de personas afectadas por las inundaciones y la sequía. 

“En Santa Cruz, la sequía y las inundaciones fueron los factores climáticos que más se repitieron, tenemos informes de que eso provocó que pequeños productores que no tienen más de 20 hectáreas perdieran sus cultivos de maíz y frejol”, señaló Barrientos.

Para José Ramos, analista económico, el dinero que el Estado destina a los pequeños productores es un punto a destacar que se debe complementar con políticas que fomenten la inversión y generen mayores rendimientos.



 




En esta nota