ECONOMÍA

Seguro Agrario tiene Bs 30 millones para afectados por el clima


El Ministerio de Economía deberá transferir el dinero al INSA. En 2017, 160.000 productores fueron asegurados

En los municipios más afectados del país el INSA tiene presencia. Foto:Hernán Virgo

06/03/2017

A través del Decreto Supremo (DS) 3101, el Órgano Ejecutivo autorizó el uso de Bs 30 millones del Tesoro General del Estado al Instituto del Seguro Agrario (INSA) para el pago de la prima del seguro agrario en la campaña 2016-2017.


La normativa firmada a fines de febrero faculta al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas la transferencia de dichos recursos, al INSA, brazo operativo del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) para el pago de la prima del seguro agrario en la campaña 2016-2017 destinado a los pequeños productores del país.


“El INSA realizará el pago por concepto de indemnización, a través de la subpartida de gasto 71630 ‘Otros de carácter social, establecidos por norma legal’. Para el efecto, el INSA aprobará la reglamentación específica”, señala el decreto.

Logros en el campo
En febrero, el director del INSA, Erik Murillo, logró concretar un récord de la superficie asegurada para la campaña 2016-2017 que llegará a las 310.000 hectáreas, de 160.000 productores registrados en más de 6.000 comunidades a escala  nacional.
“Es un año récord, pues se han superado todos los números de los años anteriores y eso se debe destacar. Es mayor la superficie protegida y más los productores beneficiados”, remarcó Murillo.


En la primera campaña, 2012-2013, se llegó a proteger 91.000 hectáreas. En el periodo 2013-2014 hubo un total de 175.000 hectáreas bajo cobertura. En la tercera campaña 2014-2015 se llegó a las 272.000, mientras que entre 2015 y 2016, por la alerta temprana dada por instancias nacionales e internacionales, determinó una depresión de siembra, por lo que se llegó a las 250.000 hectáreas.


Murillo destacó el aporte de los gobiernos municipales con Bs 7 millones que sumados a los Bs 30 millones del TGN, según su criterio, fortalecerán la producción agropecuaria y permitirán cubrir los posibles siniestros climáticos que afecten la agricultura 



En esta nota