ECONOMÍA

Sector ganadero cruceño revela un robo de casi 300 bovinos promedio por mes


Productores de Guarayos, Portachuelo, Camiri, Warnes, Concepción, Roboré, Santa Cruz y San Ignacio de Velasco son los más afectados. Fegasacruz habla de un daño económico que ronda los $us 400.000 y anuncia instalación de puestos de control


Los abigeatistas no diferencian si sus animales víctimas tienen o no un alto valor genético
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/04/2019

Los abigeatistas -personas que se dedican al robo de ganado- no dan tregua y dejan perjuicios económicos cuantiosos en el sector pecuario de Santa Cruz. Según el jefe del Programa integral de lucha contra el abigeato de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Hernán Vaca Coímbra, en el primer trimestre de la presente gestión se produjo la baja de más de 800 cabezas de ganado a manos de abigeatistas. Estima pérdidas económicas que rondan los $us 400.000.

El ganado robado fue reportado por productores de poblaciones de Ascensión de Guarayos, Portachuelo, Camiri, Warnes, Concepción, Roboré, San Ignacio de Velasco y de municipios metropolitanos de Santa Cruz.

El sector pecuario departamental no dispone de cifras oficiales que detallen la cantidad precisa de casos de abigeato registrado en 2018. No obstante, dieron cuenta de que las pérdidas, en valor, cerraron en $us 2,5 millones.



Al detallar las cifras, Vaca señaló que hay un equipo compuesto por abogados y técnicos de Fegasacruz, la Policía Montada, la Fiscalía y los ministerios de Gobierno y de Desarrollo Rural y Tierra, que despliega y encara un trabajo 24/7, día y noche, para reducir las cifras del flagelo del abigeato.

Al respecto, el gerente general de Fegasacruz, Javier Landívar, manifestó que las tareas operativas serán reforzadas, desde el 10 de mayo, con la implementación de ocho puestos fijos de control donde se fiscalizará el movimiento animal para reducir los índices de abigeato dentro de la jurisdicción de Santa Cruz. Las casetas de control serán instaladas en puntos estratégicos de la red vial regional. Dicho proyecto, a decir de Landívar, cuenta con apoyo económico de los productores que inyectarán Bs 1 millón para su ejecución.

Implementado el servicio de control, Fegasacruz exigirá dos documentos indispensables para la obtención de la guía de movimiento animal -certificado de transferencia y de derecho propietario-.

Dicho proyecto, a decir de Landívar, cuenta con apoyo económico de los productores que inyectarán Bs 1 millón para su ejecución.



Procesos penales

En el ámbito legal, Vaca dio cuenta de que en las últimas horas la justicia ordenó la detención preventiva de dos personas en el penal de Palmasola acusadas de pertenecer a una presunta banda delictiva que se dedica al robo de ganado bovino. Fueron descubiertos en flagrancia en el predio pecuario San Luisito, ubicado en Santa Rosa de la Roca del municipio de San Ignacio de Velasco.

Fueron imputados por el delito de abigeato, cuya pena contempla la privación de libertad de cuatro a seis años. Una tercera persona implicada en el robo, por su condición de menor de edad, se le impuso medias socioeducativas.

En otro caso, en Santa Rosa del Sara, refirió que se logró aprehender a otras tres personas que, a mano armada, robaron y carnearon dos bovinos, un toro y una vaca reproductora brahman de alto valor genético. El abigeato de ejemplares de razas puras con costos invalorables para los criadores es algo que más preocupa.

Impacto en el sector lechero



Desde la Federación Departamental de Productores de Leche, (Fedeple), su presidente Klaus Freking, señaló que gran parte de esos bovinos que fueron víctimas del flagelo del abigeato, con seguridad, pertenecen al sector.

El dirigente expuso que la mayor incidencia de robo y desposte de ganado lechero se presenta en Portachuelo, Santa Rosa del Sara, Pailón, Montero y Okinawa. “El abigeato quita el sueño, genera incertidumbre y no deja a los cabañeros producir en paz”, acotó.

Wilfredo Rojo, cabañero lechero, explicó que entre junio y diciembre de 2018 se le desaparecieron 30 vaquillas de las razas gyr y girolando, cuyo valor, por unidad, ronda entre los $us 1.000 y 1.800.

“Debe castigarse con mayor rigor el abigeato porque los causantes de este flagelo matan y venden los animales lecheros como si fueran de carne, con un 50% menos de valor de mercado”, sentenció.



 




En esta nota