ECONOMÍA

Santos Ramírez es procurador de San Pedro, pero ayudó a Pari


El extitular de YPFB recluido en San Pedro desde 2009 sale a los juzgados durante el día y por la noche regresa al penal 

Ramírez fue uno de los hombres fuertes del MAS, en la actualidad cumple una condena de 12 años

07/11/2017

El expresidente de YPFB Santos Ramírez emitió un memorial y  lo firmó como abogado. En ese documento solicitó que se entregue una copia del cuaderno de investigaciones a Juan Franz Pari, principal acusado del millonario desfalco al Banco Unión. Ayer aclaró que lo hizo como delegado procurador.  Pero él ejerce esa función para el penal de San Pedro y el procesado está en Chonchocoro.

Ramírez está recluido en San Pedro desde 2009, cumple una condena de 12 años por corrupción.

El fin de semana se conoció el memorial y los medios de comunicación informaron que Pari había contratado a Ramírez como abogado defensor.

Ayer, Ramírez declaró: “Soy el delegado procurador del penal. Cuando me piden que haga algún memorial para una salida médica, cuando fallece algún pariente, por emergencia en el hospital de clínicas o para pedir fotocopias de algo, sin hacer copatrocinios o abogado de la causa, tengo la obligación, de acuerdo a la Ley 2298, de cooperar a todos los privados de libertad”, manifestó.

Esa norma establece que los delegados procuradores son designados por el director del establecimiento, de las ternas propuestas por los internos. 

La designación dura un año. Los requisitos son: haber cumplido dos quintas partes de la pena impuesta; no haber incurrido en otro delito durante su permanencia en el establecimiento; no haber incurrido en faltas graves o muy graves en el último año; y no estar condenado a pena que no admita indulto. 

Los delegados procuradores  pueden salir del establecimiento penitenciario durante horarios y días hábiles, debiendo retornar al final de la jornada. Si el director lo considera pertinente, podrá disponer del personal de seguridad necesario, para las salidas del delegado procurador.

Entre sus obligaciones están averiguar el estado del proceso del interno que lo solicite, informándole sobre el resultado de su gestión; realizar para el interno que lo solicite, trámites legales relacionados con su proceso, y, registrar diariamente en el Libro de Autoayuda Legal las solicitudes y las acciones realizadas.

La duda radica en por qué Ramírez ayudó e incluso habría visitado a Pari, en Chonchocoro, cuando es delegado de San Pedro.
El gobernador de la cárcel, Nelson Mora, no quiso responder a este medio y dijo que requería una autorización de las autoridades de Régimen Penitenciario. EL DEBER intentó conocer la versión del director de Régimen Penitenciario, Jorge López, pero estuvo en una reunión en el Ministerio de Gobierno durante todo el día y no pudo atender el requerimiento presentado.



En esta nota



e-planning ad