ECONOMÍA

Renuncia el directorio del Banco Unión


El hecho sucede a pocos días de que el presidente Morales anunciara que no perdonará actos de corrupción. Antes cayeron la gerenta general y otros funcionarios

En la posesión de Rolando Marín estuvieron los directores del estatal Banco Unión

28/10/2017

La conmoción aún no ha pasado. El directorio en pleno del Banco Unión renunció anoche colectivamente, a un mes de conocerse el fraude financiero que perpetró el exjefe de Operaciones de la Agencia de Batallas (La Paz), de la entidad financiera, Juan Pari, quien por 10 meses habría logrado sustraer unos Bs 37,6 millones.

Puedes leer: "Hay gente que sabía del desfalco y están como si nada"

“Para iniciar otra etapa del banco, les dejamos en libertad de designar un nuevo directorio para lo cual presentamos nuestra renuncia al directorio del Banco Unión y sus empresas subsidiarias. Agradecemos al accionista mayoritario por brindarnos la confianza y oportunidad de desa-fiar al sistema bancario nacional y contribuir directamente al desa-rrollo económico y social del país en el marco del proceso de cambio que transita el país”, expresa la carta enviada al mismo directorio que a su vez, convoca para el 15 de noviembre, a una junta ordinaria de accionistas.

Quienes dejan el cargo son Diego Pérez, quien ejercía la presidencia del directorio; Óscar Claros, primer vicepresidente; Gabriela Mendoza, segunda vicepresidenta; Carlos Alfredo Tórrez , director; Eduardo Pardo, director, y el síndico titular Javier Fernández Vargas.

Te puede interesar: Pari fue jefe en Banco Unión sin tener título profesional

Antes de esta remoción, habían renunciado a sus cargos la propia gerenta general, Marcia Villarroel, quien fue reemplazada por Rolando Marín y fue separado José Luis Chávez, quien se desempeñaba como gerente nacional de Auditoría Interna y se designó en su reemplazo a Emilio Colque. Asimismo, se desvinculó al gerente nacional de Gestión Integral de Riesgos, Mauricio Crespo, y en su reemplazo está Osvaldo Nina. Por último, se cambió a la subgerente nacional de Gestión del Talento Humano, Helen Valdez, por Ricardo Pinell.

La lista de cambios alcanza a al menos 18 funcionarios, quienes, según la defensa legal del banco, fueron denunciados ante la comisión de fiscales, para incluirlos en la investigación, acusados por delitos financieros.

Hasta ahora, hay 17 personas con detención preventiva y domiciliaria, vinculadas al enriquecimiento ilícito, entre familiares de Juan Pari y exsocios.

Análisis de la ASFI

Durante su informe oral realizado ante la Comisión de Planificación de la Cámara de Diputados, la directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Lenny Valdivia, mencionó que entre las responsabilidades sobre la gestión integral de riesgo de una entidad bancaria, está como principal cabeza el directorio.

Valdivia añadió que esta instancia  tiene la función de evaluar los riesgos inherentes a los que está expuesta la entidad, “así como las necesidades de su cobertura y aprobar las políticas, metodologías y procedimientos para la gestión de riesgos”.

Más abajo se encuentra la gerencia general con sus propias responsabilidades, además del Comité de Riesgos y la Unidad de Riesgos.

Te puede interesar: Lee aquí toda la declaración que realizó Juan Pari

Dijo haber instruido, considerando la magnitud del hecho, que la entidad contrate los servicios de una auditoría externa para que se haga una revisión a todas las operaciones en las cuales intervino Pari y pidió que la investigación fiscal se reconduzca, por delitos financieros.

Incumplimiento
El senador Óscar Ortiz (Unidad Demócrata, UD), quien fue uno de los primeros asambleístas en cuestionar al directorio del banco, tras el millonario desfalco, manifestó ayer que correspondía su renuncia porque el directorio es la máxima instancia de una entidad financiera, pero también se tiene que evaluar sus responsabilidades.

“Está bien que hayan renunciado, pero también se tiene que pedir cuentas y responsabilidades al directorio que ha salido. Lo que queda ahora es exigir al Estado (que tiene el 98,5% de las acciones de la entidad) que haya mayor transparencia con las designación de los nuevos directores. Si vamos a corregir las cosas a futuro, tenemos que demandar que haya una institucionalización de sus designaciones, que nos digan quién los nombra y que sea público”, manifestó el asambleísta cruceño.

Entre tanto, el analista económico, Julio Alvarado opinó que era lo mínimo que se podía hacer, después del asalto a las bóvedas del Banco Unión y después de tanto tiempo de haberse percatado del hecho.

“Que nadie se haya dado cuenta de semejante cantidad de dinero que se sacó por 10 meses, quiere decir que todo falló en el banco. Por lo tanto, hay responsabilidad política desde la cabeza que es el directorio. Este cambio debió haberse hecho al día siguiente, de conocerse el desfalco”, declaró.
Además de que todos ellos pasen a ser investigados por la Fiscalía, Alvarado sugirió que se debería aplicar un arraigo inmediato para que se pongan a disposición de la justicia, por el fraude de los Bs 37,6 millones.

Responsabilidad solidaria          Por su parte, Juan Carlos Urenda, autor del libro La responsabilidad de los gerentes directores y síndicos, explicó que en las sociedades anónimas (S.A.) como los bancos, el órgano de administración es el directorio. Por lo tanto, los directores son responsables solidariamente, de acuerdo al Código de Comercio, junto con los síndicos y los gerentes.

“Cuando existe una violación de normas, es el directorio con los gerentes y el síndico, los responsables de manera solidaria, por lo que hubiera ocurrido en un banco que por ley, son sociedades anónimas y tienen directorio. Por ley también los directores tienen una fianza que garantice el ejercicio de sus funciones, en caso de generar responsabilidades patrimoniales. Eso es lo que ha ocurrido en el Banco Unión”, anotó Urenda.

Descalifican a Pari

Luego de las declaraciones vertidas a Página Siete por el exjefe de operaciones del Banco Unión en la regional Batallas, Juan Pari, la directora de la ASFI, Lenny Valdivia, cuestionó la credibilidad del exfuncionario. “Hay que ver el tema de cuánto de credibilidad tiene una persona que está siendo sindicada por la comisión de delitos. Hay que partir por ello porque todo lo que ahora pueda salir definitivamente se contrapone a su declaración inicial”, indicó Valdivia en entrevista con la cadena paceña RTP.

Por su parte, el gerente Rolando Marín, calificó de “insanas” y totalmente ajenas a cualquier comportamiento racional, sus declaraciones.



Notas Relacionadas



En esta nota