ECONOMÍA

Raúl Kieffer Guzmán: “Brasil seguirá comprando gas pero necesitamos inversiones”


Tras 26 años en la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía, el  director ejecutivo y ex presidente de esa institución decide retirarse. Deja una organización de clase mundial. Sugiere acelerar millonarias inversiones en el país para atender los mercados externos 

Kieffer comenzó la Cámara con 14 empresas; hoy en día la deja con 102 compañías nacionales e internacionales

28/01/2017

Misión cumplida! Emprendedor, puntual, hombre apasionado por el petróleo y el gas, así lo definen a Raúl Kieffer Guzmán en el sector hidrocarburífero. Con 30 años inmerso en el mundo energético, el director ejecutivo de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE) decide dejar la poderosa institución para consolidar otros proyectos y tener más tiempo con su familia. Con una camisa blanca y siempre formal, Kieffer señaló  a EL DEBER que Bolivia seguirá vendiendo gas a Brasil y Argentina y que se perfila como un jugador energético importante, pero siempre y cuando haya más inversiones privadas y estatales. 

Usted ha sido presidente de la CBHE durante 14 años, en diferentes gestiones, además de director.

¿Qué logros destaca en los 26 años?
La Cámara tiene 30 años, yo estuve trabajando los últimos 10  como director ejecutivo, previo a ello fui director y además presidente. La institución ha crecido mucho, no solo porque representa al sector hidrocarburos, sino que hay buenos profesionales. Manejar una institución sin fines de lucro es diferente a manejar una empresa.

Como logros, primero está la parte física. Cuando fui presidente teníamos una oficina prestada en el anterior edificio de Cainco, después oficinas alquiladas y posteriormente una casita alquilada en Urbarí. Luego con las recaudaciones logradas pudimos hacer las instalaciones que hoy tiene la Cámara.

También vimos la necesidad de apoyar a las empresas, especialmente a los profesionales bolivianos en tener acuerdos con organismos internacionales para certificarlos en diferentes ramas. Hemos logrado ser agencia autorizada a escala internacional de la Agencia de Soldadura a escala mundial. Hoy un técnico puede certificarse a escala mundial. Somos agencia también para el manejo responsable de camiones, movilidades ligeras, montacargas, etc. Hoy Bolivia cuenta con profesionales con certificación internacional. También hemos sido la primera institución en ser certificada con la ISO 9000-2000 en nuestro tipo. 

Hemos ingresado al Consejo Mundial de Energía del cual hoy somos activos, más aún cuando la presidenta Claudia Cronenbold es vicepresidenta. En poco tiempo pudimos lograr que Bolivia se afirme en el Consejo que es la entidad más grande y reconocida por las Naciones Unidas.

Bolivia avanza rápidamente en hidrocarburos, estoy seguro que hemos hecho un gran aporte al país. Han sido años de mi vida. He tenido el apoyo de directores, de los asociados y funcionarios de la Cámara. Se hizo un equipo muy grande. El mayor activo son los funcionarios.

Tengo entendido que la institución comenzó con 14 firmas, ¿ahora, cuántas compañías están asociadas?
Somos 102. Están afiliadas casi todas las que operan en Bolivia. Mayormente se han afiliado empresas de servicios nacionales. En el upstream y en servicios están prácticamente todas asociadas. Las empresas subsidiarias de YPFB no lo están.

 ¿Cómo observa el mercado gasífero regional y en particular el de Bolivia, tomando en cuenta los bajos precios del petróleo y que Brasil compra menos gas?
Precisamente el miércoles leí en EL DEBER que las proyecciones del Banco Mundial señalan que el precio del petróleo en 2017 subirá a 55 dólares el barril. Creo que Bolivia tiene recursos, pero para verificar los mismos hay que seguir explorando y la forma de confirmarlo es perforando. Tenemos un gran reto que es el nuevo contrato con Brasil, considero que Brasil seguirá demandando gas.

Es un país que requiere mucha energía a pesar que ellos tienen recursos en Presal y varias plantas de regasificación. Argentina de igual forma va a seguir demandando gas boliviano. También tiene ingentes recursos como Vaca Muerta, pero es un tema de desarrollo de largo plazo y de mucha inversión. Para lograr que Brasil siga comprando gas necesitamos mucha inversión.

El Gobierno aprobó una Ley de Incentivos petroleros, ¿qué impacto tuvo?
La ley como tal cumplía las expectativas, probablemente la reglamentación no.

¿El sector privado espera mejores normas?
Según los agentes de bolsa y analistas hay que buscar inversiones y mejores retribuciones no solo para las empresas privadas sino para las estatales. Las estatales también apoyan grandes planes de Gobierno, considero que el Gobierno dentro de su política actual sin dejar sus lineamientos tiene que buscar lo que hacen todos los países, formas de atraer inversión. Las empresas petroleras buscan donde poner plata, tener rentabilidad y seguridad 



En esta nota