ECONOMÍA

Proyectan aliviar desempleo y Evo pide apoyo a privados


El Gobierno invitó a los empresarios nacionales a trabajar con el Estado para evitar problemas como de los países vecinos. También lanzó un proyecto para crear 15.000 empleos para jóvenes

El presidente Morales, bromeó con el titular de la Cainco, Jorge Arias Lazcano, lo llamó ‘hermano’

02/08/2017

Sonrisas, apretones de manos, abrazos, pulgares arriba y felicitaciones mutuas. La relación del Gobierno y el empresariado nacional está en su mejor momento, es lo que se percibe: “Primero una enorme alegría porque por fin Cainco está a la izquierda de Evo”, señaló ayer el primer mandatario Juan Evo Morales, entre risas, al compartir asiento con Jorge Arias Lazcano, presidente de la Cámara de Industria Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) este respondió con una efusiva sonrisa el chiste, mientras firmaban un convenio, que prevé generar cerca de 15.000 fuentes de trabajo para jóvenes de 14 a 26 años.

La alegría y las buenas relaciones, se deben a dos aspectos: el lanzamiento del Plan Nacional de Empleos y al llamado que hizo el jefe de Estado a trabajar de manera conjunta con el sector para evitar que la crisis económica que azota a países vecinos no llegue al país. 

“El pedido es sincero y directo: quiero que acompañen al Estado, si al Estado le va bien nos va ir bien a todos. Si se equivoca, a todos nos va a ir mal. Lo digo por la experiencia acumulada en 11 años de Gobierno”, señaló Morales.

El jefe de Estado añadió que es importante el apoyo del sector empresarial, un actor indispensable porque es el principal generador de empleos. 
“Ustedes saben muy bien como empresarios e inversores, que los países vecinos están en una situación muy grave, y no quisiéramos tener ese mismo problema”, matizó. 

A tiempo de agregar que el país necesita de “un trabajo conjunto con el sector privado y el Estado, planificando, invirtiendo, trabajando de manera conjunta por nuestra querida Bolivia”.

Sector contento
El llamado del presidente tuvo eco dentro del sector empresarial, pues fue Arias Lazcano quien tuvo palabras de elogios para el mandatario y el Plan Nacional de Empleos, que lanzó junto con el sector, dirigido para disminuir el desempleo juvenil.
Con datos oficiales en mano el empresario dijo que la cifra de jóvenes (14 y 26 años) sin trabajo creció de 57.000 en 2014 a 73.000. “Con estos datos es imposible no actuar para construir un puente que se traduce en planes de trabajo como el que el Ministerio de Planificación para el Desarrollo nos plantea”, afirmó Arias Lazcano.

Luego dijo que es necesario que los proyectos vengan apoyados por incentivos al sector, para que estos empleos no sean temporales sino fijos.
Posteriormente le tomó la palabra al mandatario e indicó que harán un esfuerzo para poder sortear este ciclo de la economía y remarcó que el presidente y todos los colaboradores están trabajando para dar a los bolivianos mejores días.

“Tenga  por seguro señor presidente que desde el sector privado seguiremos trabajando para engrandecer el país”, dijo Arias Lazcano.
Ronald Nostas, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), afirmó que el sector privado está dispuesto a invertir, pero para ello necesita mercados y una mejor regulación.

“El desarrollo viene con el empleo, permite a los hogares de bajos recursos económicos superar la pobreza. La expansión del empleo productivo es la única vía hacia el crecimiento y la diversificación de nuestra economía", afirmó. 
Por su parte, Luis Barbery, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, señaló que el país está en un proceso de desaceleración y que los programas del Gobierno ayudan a resolver los problemas generados por este fenómeno como el desempleo.
Hizo hincapié en que desde el Estado se debe estimular la inversión para generar fuentes de trabajo para las 180.000 personas que cada año ingresan al mercado laboral.

“Eso es lo que nos dará empleos más estables”, afirmó.


Busca aliados
Para el analista Carlos Schlink, el planteamiento de Morales, es una muestra clara de que el Gobierno busca aliados para sortear la desaceleración, que no supo manejar con medidas que afectaron el dinamismo natural de la economía.

El experto señaló que es notorio que las empresas sufren problemas de liquidez y se han estancado, limitando sus operaciones, y sin intención de expandirse en el mercado, lo que genera falta de empleo.

“El Gobierno busca un aliado para salir de la crisis en el que el mismo se ha metido por sus normas inflexibles: como los incrementos salariales o el segundo aguinaldo”, aseguró.

Sobre las muestras de apoyo del empresariado al Gobierno,  aseguró que el sector siempre recibirá con buenos ojos cualquier oferta del Estado. Pero, dijo que hay ver si las manifestaciones llegan a algo concreto.

Además, cuestionó el plan de empleos generado por el Gobierno, que solo cubre el 20,5% de la demanda  de trabajo en el sector juvenil.
Oswaldo Barriga, presidente de la Cámara Departamental de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), manifestó que no es la primera vez que el Gobierno manifestó un planteamiento similar. 

“Siempre se han dado estos acercamientos, pero es hora de que deriven en algo concreto, que se plasme en una realidad: como una flexibilización del régimen laboral o la liberación de las exportaciones”, sostuvo.
Respecto al Plan Nacional de Empleos, dijo que cualquier mecanismo que ayude a crear fuentes de trabajo va a ser apoyado por los sectores.

Plan estatal
En detalle, el Plan Nacional de Empleo (PNE) consiste en la inserción laboral del sector juvenil. Para ello el Estado destinó una inversión de $us 57 millones. Con estos recursos el Estado financiará el 30% del total ganado mensual del beneficiario y los aportes patronales  (AFP, Caja de Salud y Pro-Vivienda) por el lapso de los seis primeros meses calendario.

Luego el empleador deberá cubrir con sus propios recursos estos costos por otros seis meses más hasta completar el año.

La ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, destacó que el plan se ha venido mejorando con todas las entidades empresariales a escala nacional, que serán los encargados de concretarlo.
“Hay el compromiso de mantener al trabajador por un año”, afirmó la autoridad. 



En esta nota



e-planning ad