ECONOMÍA

Programa nacional contra langostas arranca en abril


Una segunda misión de expertos del Senasa de Argentina llegó a Bolivia para delinear las estrategias y organigrama del programa contra la plaga 

A lomo de caballo con esa especie de bandera de hule luchaban contra las langostas. Don Tito Rojas recuerda que las langostas le arañaban la cara cuando él las combatía. Foto: Clovis de la Jaille

10/03/2017

Miguel Ángel Barrientos, director regional del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), confirmó este viernes que el programa permanente de vigilancia de la plaga de langostas iniciará el próximo mes.

 

Este viernes llegó al país una nueva comitiva de expertos argentinos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), que junto a los técnicos bolivianos ultimarán el diseño de la campaña que implementarán en Bolivia.

 

El programa oficialmente va a nacer en abril, estamos con toda la estructura, estamos trabajando con el apoyo del Senasa, en estas visitas se diseñó la estructura, el organigrama del programa ya está diseñado, será aprobado y empezará el próximo mes”, informó Barrientos.

 

Daniel Valerón, cónsul de Argentina en Bolivia, destacó que la segunda misión de Argentina reforzará el trabajo mancomunado que iniciaron en enero, ante el foco de invasión de las langostas reportado en el municipio de Cabezas.

 

Héctor Medina, coordinador del Programa Nacional Contra Langostas en Argentina, garantizó la continuidad de la colaboración con Bolivia en la lucha contra la plaga y compartir las experiencias conseguidas en más de 100 años de lucha contra las langostas.

 

“Esta semana vamos a transmitir la estructura básica que debería tener un centro de comando. El éxito del control en Argentina se basó en un programa de más de 100 años, para contener la plaga se trabajó mucho en los pilares: coordinación, comunicación y compromiso”, señaló Medina.

 

Cabe recordar que el 27 de enero se reportó el primer brote y ataque de insectos en zonas productivas del municipio cruceño de Cabezas. Desde ese día el foco de infestación se dispersó a otros municipios -La Guardia, El Torno y Charagua- y ya ha afectado a al menos 1.200 hectáreas de cultivo y pastizales.



En esta nota