ECONOMÍA

Producción de granos fue 22% superior a la de 2016


Anapo considera que se logró recuperar la producción de alimentos que sufrió un fuerte revés en 2016 debido a la sequía. Pero en soya no le fue bien


La producción en el último invierno fue altamente superior a la del mismo periodo de 2016, época en que la región sufrió una aguda sequía
Leer el artículo Pausar Lectura

08/01/2018

El 2017 fue un buen año para la mayoría de los cultivos que se siembran en la región cruceña, con un crecimiento del 22% en productividad, aunque la soya, el grano con mayor superficie sembrada, registró una caída de un 9,5%. 

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Freddy Suárez, señaló que los cereales experimentaron un leve restablecimiento, en tanto que el sector oleaginoso cerró la campaña de verano con resultados desfavorables por el bajo rendimiento obtenido.

La producción de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, fue de 4.336.459 toneladas (t), que significa un incremento que alcanza un 22% con relación a 2016, o sea 954.020 t, indicó el presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja.

Al comparar los ciclos de producción de las dos últimas campañas de verano, dijo que en la correspondiente a 2016-2017, en soya, maíz y sorgo, se produjo 2.337.376 t, que significó una disminución de un 9% con relación a la de 2015 -2016.

En la última campaña de invierno, se logró 1.999.083 t de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que representa una mejora frente al invierno de 2016.

Soya

La cosecha fue 2.528.660 t, que representa una disminución de 9.5% en relación a 2016.
Esto se debió a la sequía que hubo durante el desarrollo de los cultivos y luego por las excesivas precipitaciones pluviales durante la cosecha, que ocasionaron pérdidas de rendimiento.
“Sin embargo, la cantidad obtenida es suficiente para abastecer el mercado interno que solo necesita de 800.000 t para fabricar harina solvente e integral que demandan los sectores avícola, porcino y lecheros principalmente”, indicó Pantoja.

Trigo

Se sembraron 109.000 hectáreas (ha) en invierno, que representó un 9% más respecto a la misma temporada de 2016, que fueron 100.000 ha. Se obtuvo 170.645 t, cifra superior al 100% con relación a 2016 que, por la sequía, apenas se llegó a 73.200 t.

Girasol

En 2017 se obtuvo una cantidad de 114.700 t que significó un aumento de 80% comparado con el anterior invierno.
Esto se debió al aumento de la superficie de siembra que subió de 95.700 ha del 2016 a 109.000 ha y con un buen rendimiento.

Maíz

La producción alcanzó 594.994 t, que representa un aumento de 88% respecto a 2016, que solo llegó a 71.594 t.
La razón se debe a la siembra de 210.000 ha (la anterior fue 160.000) y por un alto rendimiento que llegó al tope de 2,83 toneladas métricas por hectárea (tm/ha). En 2016 apenas se cosechó 1,98 tm/ha.

Sorgo

Se recogieron 921.914 t que constituye un notable incremento comparado con 2016. 
Ello se debe a que la superficie de siembra subió de 238.000 ha de 2016, a 376.500 ha. 
También el rendimiento fue mayor. Ascendió de 1,31 tm/ha a 2,45 tm/ha.