ECONOMÍA

Privados ven cesantía por alza salarial y el Gobierno se protege


Se logró fijar la mejora del salario mínimo nacional en un 10,8% y el haber básico un 7%. Los empresarios ven incomprensible los porcentajes acordados. Los obreros quedan satisfechos 


28/04/2017

Un 10,8% de incremento al salario mínimo nacional (SMN) y un 7% al haber básico, ese es el acuerdo al que llegaron ayer el presidente Juan Evo Morales y la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB). Los porcentajes, que superan la propuesta inicial del Ejecutivo (6% y 5%), son rechazados por los empresarios privados del país, que advierten con el crecimiento del desempleo; sin embargo, hay un acuerdo con la COB que salva la “responsabilidad” al Gobierno si se presentan “efectos negativos” para la estabilidad laboral.

El jefe de Estado se mostró satisfecho y valoró la actitud con la que los representantes llegaron al diálogo. “Entendemos que esta crisis económica internacional hay que enfrentarla con cierta austeridad. Saben, compañeros, quisiéramos más incremento salarial, pero es nuestra obligación cuidar la economía nacional”, agregó  Morales.

Sobre el tema, Ronald Nostas, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, indicó que los porcentajes del alza salarial tanto del SMN como del haber básico resultan tan graves como incomprensibles, por lo que se va a generar mayores niveles de precariedad laboral, inestabilidad e informalidad.

Mesura dirigencial
Guido Mitma, secretario ejecutivo de la COB, fue cauto al momento de referirse a los acuerdos alcanzados. No quiso decir si está o no satisfecho con los porcentajes y se limitó a indicar que es un avance, pero que hay que seguir trabajando junto con las autoridades para el beneficio de la clase obrera.

“Se ha llegado a mejorar lo que hemos dialogado con el Ministerio de Economía, creemos que eso es importante. El tema de la canasta salarial se continuó proponiendo, 2.000 bolivianos no quiere decir mucho para los trabajadores”, subrayó Mitma.

José Domingo Vásquez, representante de los trabajadores petroleros del país, contó cómo fue el diálogo y la causa que permitió que el presidente accediera a subir el porcentaje del alza.
“Fue una negociación, un debate muy duro. El presidente llegó a entender y su rango de compañero sindicalista le hizo ceder”, dijo el dirigente.

Desde el Gobierno se anticipa que Morales conmemorará en la ciudad de La Paz el Día del Trabajador (1 de mayo). Son al menos tres los decretos supremos que se firmarán en la plaza Murillo. 

Distintas lecturas
Una vez conocidos los porcentajes de la mejora salarial para 2017, Luis Barbery, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, indicó que el alza no es ni sostenible ni equilibrada porque no responde a un aumento de la productividad laboral, que sería la única forma de justificar un alza real.

Barbery remarcó que se pondrá en riesgo la reactivación económica que necesita el país, que se afectará el crecimiento y la inversión, por tanto no favorece la creación de empleos formales e incrementará la informalidad.

Jorge Arias Lazcano, presidente de la Cainco, precisó que este incremento genera una carga para los empresarios, que tendrán dificultades en hacer efectivo el pago 
En ese sentido, señaló que desde 2005 los empresarios han tenido que incrementar el SMN un 310%. “En términos efectivos subió de Bs 440 en 2005 a Bs 1.805 en 2016, lo que implica un incremento del 310%, porcentaje que si se descuenta el efecto de la inflación llega al 116%. Con el incremento del 10,8% el SMN llegará a los Bs 2.000, lo que incrementará aún más los bonos que debe pagar el sector empresarial”, aseguró Arias.

Mientras que Lili Fiorilo, presidenta de la Asociación Nacional de Comercializadores Privados de Hidrocarburos (Asosur), señaló que están de acuerdo con el incremento salarial, al que consideran justo, pero hace notar que por la actual situación financiera que pasa el sector se verán imposibilitados de cumplir, si es que no se modifican los actuales márgenes de comisión que están congelados desde hace 11 años.

Oswaldo Barriga, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, indicó que este ajuste salarial es un golpe a los exportadores, lo que provocará el quiebre de las Mypes y un desincentivo a las inversiones. 

Lectura de un tema clave para la economía del país y su población



En esta nota



e-planning ad