ECONOMÍA

Nace Comité de Biotecnología y aboga por un agro ecológico


La naciente institución advierte que los transgénicos “ponen en riesgo la biodiversidad del país”. La CAO rechaza la opinión y demanda alternativas

En Bolivia se usa soya genéticamente modificada con resistencia al glifosato. La CAO plantea que se haga lo mismo con el arroz, maíz y algodón

06/04/2017

El Instituto Boliviano de Investigación Forestal (IBIF) y la entidad Productividad, Biósfera y Medio Ambiente (Probioma) crearon el Comité Científico de Biotecnología (CCB), con la finalidad de generar y difundir información de los recursos genéticos y biodiversidad que tiene el país.

“Si bien el CCB nace con estas dos instituciones, están invitados a formar parte científicos y entidades científicas bolivianas que  trabajan y defienden la conservación y uso sostenible de los recursos genéticos (semillas), la biodiversidad y los bosques, como base de la seguridad alimentaria, de la regulación del clima y la conservación del agua”,  señaló Nataly Ascarrunz, directora ejecutiva del IBIF.  

Añadió que el CCB se crea ante la necesidad de informar lo que es la biotecnología y su relación con los recursos genéticos y los bosques “para contrarrestar la campaña de desinformación que existe de sectores interesados en introducir organismos genéticamente modificados (transgénicos) que ponen en riesgo la biodiversidad del país, la seguridad y soberanía alimentaria”.

El director ejecutivo de la ONG Probioma, Miguel Ángel Crespo, señaló que “no se puede ni se debe asociar los transgénicos como sinónimo de biotecnología”, destacando que “desde hace más de 3.000 años el hombre desarrolla biotecnología con la fabricación de quesos y vinos, como también el mejoramiento de plantas y animales”. 

Nataly y Miguel Ángel, que abogan por un agro ecológico, destacaron que, en la actualidad, en Bolivia existen entidades que trabajan en el control biológico de plagas y enfermedades, el mejoramiento genético de semillas sin usar transgénico y el mejoramiento de ganado, el procesamiento de alimentos con métodos naturales, la reproducción de especies forestales y alimentación in vitro.

Reacción
El integrante de la Mesa Técnica de OGM (organismos genéticamente modificados) y gerente del IBCE, Gary Rodríguez, lamentó que surjan entidades que se opongan al uso de la ciencia y tecnología en favor de la producción de más y mejores alimentos. “Más de 120 premios nobeles del planeta destacaron que las OMG son de gran utilidad porque salvan al mundo del hambre. Este comité nació muerto. Todos los países que tienen estos productos demostraron su gran utilidad”.
El gerente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga, rechazó la opinión del CCB y demandó alternativas para la producción agrícola.

“En el mundo no hay otra opción que la producción con transgénicos. Si hay oposición, que nos muestren alternativas, por ejemplo, a la maleza y plagas en general. Avanzan las liberaciones de productos genéticamente modificados. En Argentina ya lo hicieron con la papa. ¿Por qué se permite importar y consumir transgénicos y no producirlos?”, interrogó 



En esta nota



e-planning ad