MERY N. SUÁREZ

Mery N. Suárez P.:“Hubo varios casos aislados y otros que corresponden a funcionarios nacionales”


La ejecutiva renunció a su cargo que ocupaba en Santa Cruz el viernes y fue aceptada el lunes, según declaró ayer

La exgerenta dice que renunció
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/05/2018

La ahora exfuncionaria del banco estatal, se vio sorprendida por la información de su salida de la entidad, que la involucraba en el presunto desfalco en la agencia Cuéllar de Santa Cruz. La economista y futura abogada, con 21 años de experiencia en el ámbito financiero, concedió una entrevista telefónica a EL DEBER y aseguró haber cumplido con sus funciones al momento de evidenciar las alertas de riesgo que detectó.

¿Cuál fue el motivo de su salida del puesto del Banco Unión?
Yo renuncié  por otra oportunidad laboral. A mí el gerente no me ha cambiado. Tan simple como eso. Ayer, incluso, el banco me pidió que terminara algunos temas. Pero me han mezclado en un tema que no tengo nada que ver. Me han hecho un daño moral muy grande a mí y a mi familia. Llevo trabajando 21 años en la banca, con una conducta intachable.

¿Tuvo conocimiento de lo que estaba pasando en la agencia Cuéllar de Santa Cruz?
Claro, si yo fui la que pidió una auditoría y denuncié el hecho, como corresponde a mi cargo. Está todo documentado. Quien mejor sabe del tema es quien estaba en la gestión, que es Humberto Marín, el actual gerente nacional de Operaciones, él era el subgerente regional de Operaciones en Santa Cruz hasta octubre o noviembre del año pasado.

¿Cómo se enteró de esta irregularidad?
Como gerenta regional, pedí una auditoría porque saltaron algunas alertas. Cuando tomo conocimiento de las alertas, inmediatamente pido una auditoría. Mi informe lo dirigí a la Gerencia Nacional de Operaciones, la Gerencia Nacional de Operaciones Estatales, la Gerencia de Riesgos Integrales con copia a la Gerencia General. Lo que hice fue informar a mis superiores de que hay elementos suficientes que me alertan que hay algún problema. Eso fue en abril cuando mando una comunicación vía mail al banco.

¿Cuál fue esa alerta?
La alerta la dio un informe de la tesorera interina, un informe de la gerenta de la agencia Cuéllar y un informe de la jefa regional de Operaciones que estaba en funciones interinas. Eso es algo que se investiga y toma tiempo.

Además de esta persona ¿hay algunos otros involucrados que salen de la auditoría?
No revisé nada porque los resultados de una auditoría se entregan al Directorio y a la oficina nacional. Ellos verán quiénes son los implicados y toda la investigación siguiente.

Aparte de este caso que involucró al exfuncionario Benjín ¿hubo otros eventos similares en el banco?
Hubo varios casos aislados y otros temas nacionales que correspondían a funcionarios nacionales que estaban radicados en la ciudad de Santa Cruz, pero que no tenían nada que ver ni con mi gestión ni estaban bajo mi tuición ni nada.

¿Hubo algún hecho de magnitud como los que se conocen públicamente?
No sabría decirle. Le aclaro que todo ha ido a la justicia ordinaria como corresponde. El banco le puede dar esos datos.

¿Cuántos habrán llegado a la justicia ordinaria?
Eso no sé porque los temas procesales penales dependen de la oficina nacional, no de la regional. Eso se deriva inmediatamente a la oficina nacional.

 



 




En esta nota