ECONOMÍA

Mato Grosso, tras la urea boliviana


El estado brasileño también está interesado en comprar gas natural

La planta de urea y amoniaco está sometida a pruebas técnicas

15/07/2017

Al estado brasileño de Mato Grosso le interesa comprar toda la urea que Bolivia pueda producir. José Pedro Goncalves Taques, gobernador de Mato Grosso, dijo que son el principal productor de proteína vegetal de Brasil, por lo que están en condiciones de demandar toda la producción boliviana.
Goncalves se reunió ayer en Santa Cruz con el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

Hoy, el consumo de urea de Mato Grosso supera las 600.000 toneladas, que son importadas, una parte, desde Rusia. 
La cercanía del centro de abastecimiento de urea en Bulo Bulo-Cochabamba le brinda una ventaja competitiva al producto. Asimismo, la autoridad brasileña expresó su interés por el gas natural boliviano. 

Reveló que hay negociaciones entre YPFB Corporación y la empresa de gas y petróleo del Estado brasileño con el fin de que sean socias en la distribución de gas en Mato Grosso. “Ya se formó una comisión para tratar los temas legales y comerciales”, sostuvo.
Durante el encuentro, en el que también participó el presidente de YPFB, Óscar Barriga, se acordó que la estatal petrolera, la próxima semana, abrirá oficinas en la capital del estado de Mato Grosso, Cuiabá, con el objetivo de concretar la comercialización de urea y gas boliviano al país vecino. 
En la víspera, el ministro Sánchez indicó que la planta de urea y amoniaco está en la fase de perfomance test, por lo que el proyecto todavía no ha sido entregado por la contratista Samsung Engineering. 



En esta nota



e-planning ad