ECONOMÍA

Mario Cazón Morales: “La percepción de los empresarios es ilusoria, su carga fiscal es constante”


El presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Mario Cazón, resalta los cambios en la institución a lo largo de 100 años. También habla de las deudas del LAB y la carga fiscal de los privados

Cazón va por la implementación de mejores prácticas tributarias. Descarta la presión tributaria en las empresas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/09/2018

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) realza el nivel tecnológico al que ha llegado la institución recolectora de impuestos con el fin de eliminar la corrupción. El presidente del SIN, Mario Cazón, contestó a un cuestionario de EL DEBER, pero no se refirió al proyecto de ley del ‘perdonazo tributario’, ya que la entidad se constituye en ejecutora de las normas que plantea el Ministerio de Economía y Finanzas y no es una institución que da su opinión sobre las leyes que se debaten en la Asamblea Legislativa.

 ¿Cómo se ha comportado la recaudación tributaria en los últimos años?

En la gestión 2005, la recaudación tributaria sumó Bs 9.843 millones por concepto de tributos de Mercado Interno (MI), sin considerar en este cálculo el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). En adelante, por las medidas de política tributaria adoptadas y la acción de la administración tributaria para afianzar el cumplimiento voluntario y el control del incumplimiento de las obligaciones tributarias, la recaudación fue incrementándose, registrando en la gestión 2017 un monto de Bs 33.386 millones, habiéndose más que triplicado la recaudación si se compara con la obtenida en 2005.

 ¿Cómo han crecido los contribuyentes?, ¿qué se puede hacer para luchar contra la informalidad?

El universo de contribuyentes es sin duda una de las variables que incide en los resultados de recaudación. El año 2005, el SIN tenía un registro de 211.519 contribuyentes con obligaciones tributarias vigentes. Al mes de julio de 2018, el número de contribuyentes con NIT activo llega a 407.416; es decir, un crecimiento del 92,6%. El SIN espera disminuir la brecha de inscripción, entendida esta como la diferencia entre aquellos agentes económicos que deberían estar inscritos en el padrón de contribuyentes y los que efectivamente se encuentran inscritos, a través de plataformas móviles de inscripción in situ que permiten la obtención del NIT en el mismo lugar donde las personas realizan su actividad económica.

 Hace unos meses, representantes del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) salieron a la luz pública indicando que querían volver a operar. ¿En qué estado está la empresa?

Lloyd Aéreo Boliviano S.A., con NIT de contribuyente 1023261024, tiene en fase de ejecución tributaria trámites pendientes de pago, sobre los cuales la administración tributaria aplicó todas las medidas coactivas. Agotadas esas acciones, no fue posible la recuperación del monto adeudado, pese a que el contribuyente posee bienes de su propiedad y con registros hipotecarios y embargados en favor del SIN y que podrían ser objeto de remate. Sin embargo, se tiene a terceros con derechos que gozan de privilegios frente a la deuda tributaria, conforme a lo dispuesto por el art. 49 de la Ley 2492. Pero la empresa actualmente no desarrolla actividad económica. De la información extractada del sistema Sirat-2, se observa que el contribuyente presenta declaraciones por el Impuesto al Valor Agregado desde 2014 con un importe determinado en cero. Asimismo, de la última presentación de su Formulario 500, periodo 12/2017, se observa una pérdida contable de Bs 2,2 millones.

 ¿Cuánta deuda tiene?

La deuda actual del LAB liquidada al 30 de mayo de 2018 suma Bs 866,9 millones.

Ahora, ¿el LAB paga tributos por alguna actividad o ya no figura como contribuyente?

Es de conocimiento público que la empresa LAB S.A., con NIT: 1023261024, ya no opera como empresa aérea.

 ¿Hubo algún acercamiento del LAB?, ¿con qué resultados?

Desde que salió a la luz pública la posible operación como línea aérea del LAB no se tuvo ningún acercamiento ni reunión con el contribuyente, respecto a la averiguación y/o pago de sus obligaciones tributarias pendientes de pago con esta gerencia.

 ¿Cuántos bienes embargados tiene el LAB hasta ahora?

Hasta la fecha y a objeto de agotar las instancias para recuperar los adeudos tributarios, se procedió a la publicación de contratación de perito evaluador. Entre los principales bienes embargados al LAB S.A. se tiene un inmueble ubicado en la zona de San José de la Banda ‘Aeropuerto Jorge Wilstermann’, con una superficie de 212.168 metros cuadrados y con la matrícula computarizada 3.01.1.01.0012208. También hay un inmueble en la manzana 1004 con una superficie de 2.500 metros cuadrados en la zona del aeropuerto Jorge Wilstermann con la matrícula 3.01.1.01.007483.

 Aparte de la interpretación que se dio de entes internacionales, la sensación de mayor presión tributaria está presente en los empresarios privados del país. ¿Por qué se da esta percepción a este sector legalmente inscrito al sistema tributario?

La presión tributaria es un concepto económico que hace referencia al cociente entre los ingresos tributarios y el Producto Interno Bruto (PIB) de una gestión, ambos expresados en términos corrientes. Diferentes organismos internacionales realizan periódicamente sus cálculos sobre la presión tributaria de Bolivia y América Latina. Generalmente, no consideran las características intrínsecas del sistema tributario boliviano, lo que hace que sus resultados sean, por lo general, erróneamente interpretados. Por ejemplo, en el caso específico del documento Actualización de la presión fiscal equivalente en América Latina y el Caribe, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo en abril, para el cálculo de la presión fiscal equivalente, además de ingresos tributarios, toma en cuenta otros conceptos tales como contribuciones y rentas derivadas de recursos naturales, de empresas públicas y privadas, aspecto que hace que se incremente la presión tributaria. Asimismo, los cálculos realizados por organismos internacionales incluyen en su cálculo de presión tributaria el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). Pero eso no significa que todas las empresas privadas o personas de a pie declaren y paguen el IDH. Por lo tanto, la presión tributaria es un indicador que, si bien permite analizar el comportamiento de las recaudaciones con respecto al producto, el mismo no define si los impuestos de una determinada jurisdicción son altos o bajos. La percepción de los privados es ilusoria, puesto que su carga fiscal se ha mantenido constante en los últimos años.

 ¿Cómo desde el SIN se incentiva el turismo, la gastronomía y la tecnología, que es donde apuesta el Gobierno actual para el crecimiento de la economía boliviana?

En el caso específico del sector turismo, hasta la fecha se viene aplicando lo establecido en la Ley N.° 292, del 25 de septiembre de 2012, el cual otorga un beneficio en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la venta de servicios turísticos y de hospedaje en favor de personas extranjeras sin domicilio o residencia en Bolivia. En cuanto a los sectores dedicados a la gastronomía y tecnología, los mismos deben cumplir con sus obligaciones tributarias establecidas en las leyes 843 y 2492.

 Se plantea la necesidad de una reforma en el sistema tributario para que se devuelva el IVA al turista. ¿En qué situación está ese tema?

Actualmente está vigente la Ley 292, del 25 de septiembre de 2012. Su reglamento establece que la venta de servicios turísticos que efectúen los operadores nacionales de turismo receptivo en el exterior y los servicios de hospedaje prestados por establecimientos hoteleros a turistas extranjeros sin domicilio o residencia en Bolivia, se consideran como exportación de servicios. En consecuencia, podrán emitir facturas sin derecho a crédito fiscal en tanto cumplan los requisitos descritos en el artículo 43 del DS 26085, que señala que los servicios de hospedaje comprenden la venta de servicios de habitación, alimentación y demás servicios conexos realizados dentro del establecimiento. Estas prestaciones deberán detallarse en la factura correspondiente.

 ¿Qué ha cambiado la entidad estatal que dirige a lo largo de este centenario?

Ahora, Bolivia tiene una estructura tributaria ordenada que brinda seguridad en la relación jurídico-tributaria; se tienen claramente definidas las competencias nacionales y subnacionales, así como los impuestos que se aplican tanto en el Régimen General como en los Regímenes Especiales. En cuanto a la administración de los impuestos, actualmente las funciones básicas como el registro, procesamiento de declaraciones/pagos, fiscalización y cobranza se encuentran sistematizados y automatizados en la mayoría de sus etapas, con la perspectiva de que en el corto y mediano plazo la automatización, integración y simplificación sea aún mayor, con el objetivo de reducir los costos de cumplimiento para el contribuyente y para la administración. La incorporación de la gestión del riesgo en el control de cumplimiento de las obligaciones tributarias y el desarrollo de la fiscalidad internacional, son otros aspectos fundamentales que distinguen al SIN actual, que ha optado por implementar las mejores prácticas internacionales del ámbito tributario, en el marco de un modelo de gestión de calidad en todos los ámbitos en procura del cumplimiento voluntario.

 ¿Qué destaca en su gestión?

En mayo de 2016 se pusieron en práctica varios cambios para beneficiar al contribuyente y mejorar la administración tributaria. Por ejemplo, en 2016, el SIN aplicó el horario de trabajo de 8:00 a 18:30, de lunes a viernes, en horario continuo y sin interrupciones, en las plataformas de atención al contribuyente que funcionan en las gerencias distritales de todo el país y en las gerencias de Grandes Contribuyentes (Graco) de las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. En junio de ese año, el SIN simplificó la forma de pago de impuestos para comerciantes minoristas. Ahora, en el momento del pago del tributo, los contribuyentes de este sector solo deben proporcionar al cajero de la entidad financiera autorizada el número de cédula de identidad o el Número de Identidad Tributaria para que se genere el comprobante de pago.

También desde junio de 2016, el SIN facilitó la obtención del Certificado de No Tenencia del NIT, mediante la solicitud de este documento a través de internet. A través de la Ley 812 (del 30 de junio de 2016), el Gobierno modificó el Código Tributario Boliviano y permitió que, entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2016, 105.311 contribuyentes se beneficiaran de una amplia gama de rebajas en las multas y otras facilidades de pago, dispuestas en la Ley 812, y que permitió al SIN una recaudación de Bs 5.100 millones, solo por esos conceptos. En noviembre de 2016 se aprobó la rebaja de multas hasta un 50% en casi todos los Incumplimientos de Deberes Formales (IDF). El 11 de noviembre de 2016, la administración tributaria lanzó el programa de incentivo institucional La factura de la felicidad para premiar a los contribuyentes y el público en general por exigir factura y/o nota fiscal por la compra de un bien o un servicio. Desde 2016, el SIN abrió 11 agencias tributarias en La Paz, El Alto, Oruro, Cochabamba y Santa Cruz, con el propósito de descentralizar la atención y dar un servicio personalizado.

PERFIL

Es contador público, graduado de la UMSS (1995). Maestrante en Administración de Empresas, con diplomados en Auditoría y Control de Gestión y Gerencia de Auditoría. De 2011 a 2016 fue director de la Autoridad de Fiscalización del Juego (AJ). De 2010 a 2011 fue gerente general en el SIN. De 2006 a 2010 fue gerente de Graco en Cochabamba. Está en el cargo desde mayo de 2016.



 




En esta nota