ECONOMÍA

La producción de gas cae un 32%; YPFB lo atribuye a menor demanda


La producción era de 53 MMm3/d pero habría bajado a 36 MMm3/d. Analistas advirtieron la baja en 2014. Ven fracaso en exploración. El Gobierno niega descenso y destaca que la renta fue de $us 38.000 millones


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/04/2019

La producción de gas natural bajó en Bolivia en los primeros tres meses de 2019, de 53 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), de fines de 2018, a 36 MMm3/d en marzo de 2019, según datos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Un descenso del 32%. Analistas mostraron su preocupación y ven el problema de diferentes ángulos. El Gobierno niega la baja y asegura que descendieron las demandas de Argentina y Brasil.

“Según el reporte de YPFB, se produce menos debido a la baja nominación. Esto es preocupante por los menores ingresos para el país y las regiones. Y si tenemos una capacidad instalada para una producción de hasta 54 MMm3/d, que ahora estemos bordeando los 35 a 38 MMm3/d, los costos de las operadoras son superiores y el impacto es grande a nivel de ingresos. La solución pasa por tener un mercado estable”, manifestó Víctor Hugo Áñez, miembro del directorio de YPFB.

Según la Gobernación de Santa Cruz, la inestabilidad de nominaciones y la baja de los precios internacionales, han calado hondo en los ingresos. Si en el año de la mayor bonanza económica, Santa Cruz logró recaudar Bs 24.501 millones por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y regalías, el 2017 bajó a apenas Bs 8.953 millones; el 2018, subió a Bs 11.028 millones.



El ex ministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, dijo que esta reducción, más que una baja producción, tiene que ver con la demanda tanto de Argentina como de Brasil. “Hay menor demanda por falta de crecimiento de su economía y sobre todo, porque ya tienen una mayor producción en esos países (Vaca Muerta y Presal). Es una cuestión de mercados, ya no de capacidad de producción”, explicó.

Dijo que una de las soluciones sería que Brasil y Argentina puedan abrir sus puertas para que el gas boliviano compita con actores privados en la cadena del gas.

Producción y costos

Raúl Velásquez, experto de la Fundación Jubileo, recordó que, luego del 2015, la producción comenzó a disminuir, primero a 56,6 MMm3/d en 2016 hasta llegar en el 2019 a un promedio de 44,6 MMm3/d (26% menos).



“Esta tendencia acompaña la caída en los campos San Alberto y Sábalo (San Antonio) siendo Margarita-Huacaya el único megacampo que mantiene su nivel. En los últimos 16 años, el único campo nuevo en producción es Incahuasi. La perforación de pozos a mucha mayor profundidad como en Boyui X2, supone altos costos de inversión”, sostuvo.

El analista Hugo del Granado hizo notar la falta de información de parte del Ministerio de Hidrocarburos y YPFB. Sobre la temática, dijo que el cumplimiento con Argentina al mínimo nivel y el incumplimiento con Brasil, afectan los ingresos. “Es una tendencia que ya se alertó en 2014, cuando la producción bajaba. Ha ido cayendo de manera continua y no se ha hecho nada para remediarlo, consecuencia de las caídas de las reservas y la falta de éxitos exploratorios”, señaló.

No hay descenso

El vicepresidente de Administración, Contratos y Fiscalización de YPFB, Juan Carlos Severiche, niega la disminución pese a los datos. “No existe esa baja. El potencial de producción está en el orden de los 57 MMm3/d. Los mercados internacionales tienen una alta volatilidad en los requerimientos de gas, existiendo demandas de gas por debajo de las obligaciones del mercado”, declaró.

Reconoció que por las bajas nominaciones, hay una disminución en los ingresos por el gas.



El ministro de Hidrocarburos, Alberto Sánchez, destacó que el sector vive “su mejor momento” y que la renta petrolera en los últimos 13 años, fue de $us 38.000 millones.



 




En esta nota