ECONOMÍA

Impuestos incluirá el comercio electrónico en la base tributaria


Emitirán nueva normativa para que el sector forme parte del universo de contribuyentes. Experto en redes dice que aún no existen condiciones para el comercio electrónico y alerta de una vigilancia masiva

El reto es aumentar el control al comercio electrónico de bienes y servicios
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/02/2018

Con el objetivo de ampliar la base tributaria nacional, el Estado, a través del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), analiza incorporar desde la presente gestión al sector del comercio electrónico de bienes y servicios al universo de contribuyentes. 


Aunque no se tiene un parámetro de cuál será el efecto en la recaudación, la entidad espera regularla como cualquier otro tipo de comercio formal. Un experto en redes sociales alerta de posible vigilancia electrónica fuera de la ley.


“En el sector del comercio terrestre, todo el mundo factura. Pero hay otros que no están facturando. Por tanto, tenemos que hacer un control más riguroso desde el SIN. Tenemos retos importantes. Por ejemplo, en el comercio electrónico de bienes y servicios. Ya está normado en la norma tributaria de que la venta de bienes y servicios debe estar sujeta al gravamen del Impuesto al Valor Agregado (IVA), al Impuesto a las Transacciones (IT) y al Impuesto a las Utilidades (IU)”, manifestó el presidente del SIN, Mario Cazón.




La autoridad tributaria explicó que en la actualidad, a través del internet (WhatsApp, Facebook, etc.) se comercializan y prestan servicios y se paga con tarjetas de crédito o débito, por lo que la entidad recaudadora quiere detectar quiénes son esas personas o empresas. 


Una alarma
Tras conocer ese plan, el experto en redes Eduardo Rojas expresó su preocupación, primero porque aún no existirían las condiciones para el comercio electrónico.


“Aún no se ha formalizado la firma electrónica para ciudadanos de a pie, que es un requisito básico para el comercio electrónico. Esto debería alertar a la población, porque si van a ampliar la lista de contribuyentes, se estaría hablando de una especie de vigilancia de las comunicaciones electrónicas”, manifestó Rojas.


Propuso hacer un análisis sobre si esto está dentro del marco legal. “Pero no habiendo  firma electrónica, eso entra directamente, en mi criterio, como vigilancia masiva. Si el SIN está ingresando en esa lógica, posiblemente haya alguna violación de derechos. Esta es una alarma”, finalizó.





 




En esta nota