ECONOMÍA

Gobierno va por nueva alianza, con empresarios y municipio cruceño


Se trata de un acuerdo para procesar los residuos sólidos que genera la ciudad. Se espera un acuerdo hasta fin de mes. Santa Cruz vuelve a ser la gran potencia energética nacional. Hubo protesta del 21-F


Autoridades públicas y empresarios cortaron la cinta en el primer día de la Expocruz
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/09/2018

El Gobierno decidió avanzar por la ruta de las alianzas público-privadas y el vicepresidente Álvaro García Linera decidió hacer público el anuncio en el acto de apertura de Expocruz 2018.

Debido a la experiencia exitosa que dio lugar a la producción de biocombustibles, García Linera adelantó que se realizará una segunda alianza en la que el Gobierno central junto al municipal, además del apoyo de inversionistas nacionales y extranjeros, trabajarán en un acuerdo para el tratamiento del residuo sólido que genera la capital cruceña. Durante la apertura de la Expocruz 2018, el vicepresidente de Bolivia destacó la alianza público-privada que permitió que el proyecto del etanol se concrete y que dará lugar a un nuevo combustible, el Súper Etanol 92.

García Linera felicitó a los empresarios cruceños por tener una visión de desarrollo no solo regional, sino también nacional.

Sobre el proyecto de generación de energía, la autoridad remarcó que se debe encontrar una solución al problema del vertedero de Normandía, que en su criterio ya no representa una seguridad para las personas que viven por la zona, con lo que definió de vital importancia el trabajo conjunto entre el Estado y los privados.

El acuerdo, que debería firmarse a fin de mes, determina que el gobierno municipal será el encargado de poner el precio de la tonelada de desechos, mientras que los inversores privados aportarán con tecnología para transformar la basura en energía y será el Gobierno central el que pondrá el precio por esa energía.

“Esperamos que este tipo de alianzas se puedan replicar en Cochabamba y en La Paz, donde el problema de los residuos sólidos es grande”, sostuvo García Linera.

Sobre este segundo acuerdo, Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), destacó la posible alianza con el municipio cruceño, aunque para su gusto los emprendimientos privados deberían tener mayor libertad. “Parece ser que si el Gobierno no participa, nada se desarrolla y no debería ser de esta manera”, manifestó el ejecutivo.

Aporte cruceño

Antes la autoridad destacó el aporte económico de Santa Cruz haciendo foco en su poderosa agricultura, que tiene el 69% de las tierras cultivadas del país y es la responsable del 68% de la producción de cereales y del 93% de las oleaginosas, así como posee el 43% de los bovinos y el 33% de los porcinos.

Otro aspecto que se destacó es que el departamento, con un 40%, es el primero en demandar créditos para las viviendas sociales y, como si esto fuera poco, el vicepresidente remarcó que con las inversiones realizadas en la actividad de los hidrocarburos Santa Cruz pasará a ser el primer productor de gas natural.

Asimismo, la autoridad precisó que actualmente Bolivia produce 58 millones de metros cúbicos de gas por día. Dentro de esta cifra, Santa Cruz batió récords en producción de gas, rozando los 17 millones de metros cúbicos y, según el pronóstico del ‘vice’, Santa Cruz podría producir hasta 20 millones del energético, lo que significaría un 40% del total.

La exportación de gas superó la exportación de soya y sus derivados (42,5% frente al casi 32,9%), según los números del Gobierno, y el sector hidrocarburífero se convierte en el líder de la economía cruceña. No obstante, García Linera sostuvo que la industria manufacturera debería superar al sector extractivista.

El ‘vice’ expresó que en territorio cruceño hay 2,7 TCF de reservas probadas de gas, lo que convierte a Santa Cruz en una potencia energética nacional.

Demanda de los privados

Al inicio de la apertura, Freddy Suárez, presidente de la Fexpocruz, centró su discurso en el conocimiento, en el uso de la tecnología y en la necesidad de trabajar en equipo entre los privados y el sector público.

Suárez aprovechó la oportunidad para hacer notar al vicepresidente que hay aspectos que frenan un mejor desarrollo y una mayor inversión. Citó la presión tributaria, el contrabando, la actividad informal y las obras que no arrancan como Viru Viru Hub y Puerto Busch, puntos que cuestionó Suárez.

Al respecto, García Linera respondió a dos. Reconoció que el proyecto Viru Viru Hub fue mal encarado por el Gobierno y que ya se perdieron cuatro años. La autoridad aseguró que aprendieron de esos errores y que, en la actualidad, de las seis empresas internacionales interesadas en el proyecto se debe elegir una para que junto con el Estado se elabore el diseño final de la terminal aeroportuaria, algo que debería estar a fin de año.

En cuanto a Puerto Busch, García Linera sostuvo que es un proyecto que no tiene problemas de financiamiento, sino que se debe determinar qué tipo de conexión se quiere con Puerto Suárez, una carretera, un canal o un ferrocarril.

Para Oswaldo Barriga, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), es importante que el Gobierno considere a Puerto Busch como un proyecto estratégico que va a beneficiar al país.
El ejecutivo reconoció que hasta el momento solo hubo promesas y que en el actual escenario electoral la tendencia es la misma.
“Vamos a ver si nos hacen llegar el diseño final de la carretera para que los privados veamos en qué podemos invertir”, señaló.

Plataformas dijeron No

Desde las 20:30, un grupo de activistas que demandan respeto a los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 –que dijo No a la repostulación de Evo Morales y Álvaro García Linera– se hizo escuchar en las proximidades del campo ferial, todo a sabiendas de que el presidente y el vicepresidente estaban invitados al acto inaugural de Expocruz 2018. No obstante, el primero no apareció.

En paralelo, otro grupo de manifestantes del movimiento 21-F se introdujo a la feria sin usar distintivos a la espera del acto inaugural de la muestra.

Mientras se esperaba el acto de inauguración, otros llegaron a las puertas de Fexpocruz con sus poleras y distintivos del 21-F y reivindicando el mandato del voto popular. Sin embargo, decenas de policías antimotines contuvieron a los activistas políticos y los mantuvieron a raya a empujones.