ECONOMÍA

Gobierno deja sin concesión a seis zonas francas comerciales


Cumpliendo con la determinación del Órgano Ejecutivo, desde el viernes quedarán sin efecto los contratos que se tienen con GIT La Paz, GIT Santa Cruz, Winner, Patacamaya, Oruro y Puerto Suárez 

Winner es una de las zonas francas comerciales que se tendrá que adptar a las reglas nuevas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/05/2017

Desde el Gobierno ya estaba definido que si las zonas francas comerciales no daban el salto hacia lo industrial, iban a quedar fuera del comercio internacional en el que participa la Aduana.
Así, de acuerdo con la determinación de los ministerios de Economía y Desarrollo Productivo, apoyados en el decreto supremo 2779 y en la resolución biministerial, se determinó dejar sin efecto las concesiones de las zonas francas comerciales de GIT La Paz, GIT Santa Cruz, Winner, Patacamaya, Oruro y Puerto Suárez.

Por ello, desde el 26 de mayo del presente año, ya no se autorizarán los tránsitos aduaneros de productos que tengan destinos hacia dichas zonas francas comerciales, las mismas que serán redirigidas a las administraciones de Aduana Interior o de fronteras. 

Desde la Aduana explicaron que esta no es una decisión de aquella entidad, sino que solo se limita a cumplir lo indicado por los ministerios de Economía y Desarrollo Productivo.
Al tratarse de una revocatoria programada con anticipación, a decir de la Aduana, se descarta cualquier problema con los importadores o exportadores que tengan como destino sus mercancías hacia esos almacenes y que, en caso de estar depositado en dichas zonas francas, tendrán 90 días para retirarlas del lugar. 

Posición sectorial
Al respecto, Rafael Riva, gerente técnico de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), sostuvo que para cumplir con ese pedido de pasar de zona franca comercial a zona franca industrial, no tuvieron  los suficientes incentivos para el desarrollo de industria a escala nacional, debido a las presiones laborales y tributarias.

Sobre la capacidad de almacenaje de los recintos aduaneros, Riva indicó que los volúmenes de importaciones se vienen incrementando, por lo que en épocas pico, las capacidades de DAB y ALBO se ven sobrepasadas con el consiguiente perjuicio para las empresas nacionales, por lo que se debe analizar cómo será el comportamiento de los recintos aduaneros.
Sobre el tema, Gary Rodríguez, gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), sostuvo que realizar este tipo de medidas en estos  momentos en que la economía necesita señales de apoyo a la inversión privada es un mal movimiento.

Rodríguez remarcó que este cambio en las reglas de juego, por más que estuvieran programadas, no hace otra cosa que desincentivar a que los privados realicen inversiones.
“Cada empresario invirtió para manejar una determinada cantidad de productos y ahora tendrá espacios sobrantes”, dijo Rodríguez.

Mientras que Gabriel Dabdoub, expresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Santa Cruz, dijo que ya se estuvieron preparando para este momento, por lo que si bien hay un golpe en las inversiones realizadas, se tiene la esperanza de poder adaptarse al nuevo escenario y especializarse en el servicio de logística de transporte y almacenamiento para el comercio internacional y trabajar exclusivamente con los empresarios privados del país.



 




En esta nota