ECONOMÍA

Gastronomía, tecnología y ocio, los puntales de los shoppings este año


Retos. Frente a la coyuntura económica de desaceleración, los administradores de los centros comerciales se declaran optimistas y esperan mejorar las ventas este año, en un escenario de clientes con mayor exigencia


Impacto. Beauty Plaza abrió sus puertas en diciembre de 2017, luego de realizar una inversión de $us 22 millones. Su moderno diseño y un estilo temático son el valor agregado que se destacan. Foto: Rolando Villegas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/01/2019

La construcción e inauguración de los grandes centros comerciales en Santa Cruz, son la marca registrada de la ciudad, que en el periodo 2014-2018 el capital privado invirtió $us 220 millones en siete malls y que de acuerdo con sus administradores y los analistas consultados, para hacer frente al comportamiento irregular de 2019 se las ‘juegan’ por la oferta gastronómica, tecnológica y ocio para marcar la diferencia, en un escenario contraído donde el consumidor será muy celoso a la hora de gastar y de destinar sus recursos.

Martha Cristina Franco, directora de La Rivera Residencias & Beauty Plaza, consideró que en 2019 tendrán un significativo crecimiento, especialmente por el momento de consolidación que tienen como Plaza Comercial.

“A pesar que el comercio durante el último trimestre de 2018 sufrió una considerable baja, consideramos que 2019 será un buen año para las operaciones que sean manejadas con estrategia y creatividad”, señaló Franco.

En cuanto a cuáles serán los productos o servicios que se deberá prestar atención durante esta gestión, la empresaria aseguró que el sector de servicios presenta un importante crecimiento dentro de la economía boliviana, especialmente el gastronómico, las finanzas, la tecnología y el ocio. En este último punto Franco remarcó que ese es un aspecto que los centros comerciales deben tomar muy en cuenta para saber canalizar las necesidades de las personas que tienen una importante capacidad de pago.

Similar criterio tuvo Juan Vargas, del grupo empresarial Vargas Lobo, Centro Comercial Ciudad Indana, al indicar que todo lo que esté relacionado con la gastronomía, el ocio y el consumo masivo a bajo costo debe ser aprovechado, pues considera que en estos tiempos es lo que mejor está funcionando.

Sobre el desempeño económico que proyecta este año, Vargas indicó que cree que habrá un pequeño repunte en la economía por tratarse un año electoral donde se suele realizar licitaciones de obras públicas que al ser ejecutadas demandan más mano de obra generando un factor multiplicador en la economía que desencadena en empleos y un mayor consumo.

Ante la consulta de que si el mercado cruceño es lo suficientemente grande para seguir albergando más centros comerciales, Franco señalo que esta actividad recién comienza a expandirse y que hay muchas zonas de la ciudad que siguen sin ser atendidos por centros o plazas comerciales.

Sin embargo, para Steffan Postey, del centro comercial Multi Center, el mercado cruceño es grande y podría crecer mucho más, pero consideró que no está lo suficientemente preparado para tener más centros comerciales, mientras no se haga nada para frenar el comercio informal.

En cuanto a perspectivas para este año, Postey precisó que seguirán invirtiendo en Santa Cruz y apostando por el comercio electrónico para estar cada vez más cerca de sus clientes en Bolivia. Puntualizó que el cliente siempre busca su comodidad y centros comerciales donde le puedan brindar “todo en un solo lugar”, por lo que contar con los tres atributos como tecnología, ocio y gastronomía, cada día son más importantes y por ello Multi Center está buscando trabajar en ellos de forma intensa.

Víctor Hugo Figueroa, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, remarcó que más allá de los descuentos y promociones que hagan los shoppings, las personas lo que están buscando es buena atención, novedades y un buen lugar para el entretenimiento, y mejor si es en un solo lugar.

Como prueba de esta tendencia, el centro comercial Las Brisas realizó una inversión de $us 3 millones en Las Brisas Boulevard, un espacio dedicado exclusivamente a ofrecer 17 variedades gastronómicas y a ser un espacio exclusivamente dedicado al esparcimiento y el ocio.

Javier Díaz, especialista en nuevas tendencias, sostuvo que la diversión es parte importante en la vida de cada ser humano y los negocios desarrollados con el objetivo de satisfacer las necesidades de ocio y diversión cuentan con un gran mercado donde se mueven millones de dólares cada año.

Díaz hizo notar que todo centro comercial que cuente con una sala de videojuegos, centros de ocio para mujeres, sala de espectáculos, gimnasio y centro de eventos, tendrá un mayor plus para captar nuevos clientes y mantener los que ya tienen.

Las promociones

Cuando se les consultó si se considera válido el sistema de las rebajas, combos y ofertas como estrategia para aumentar sus ingresos, Franco manifestó que no es sano saturar el mercado con este tipo de estrategias, ya que vence la factibilidad de cualquier operación. El reto, aseguró, es crear actividades que fidelicen a los consumidores en el largo plazo.

Mientras que para Vargas, las rebajas y combos son buenos si realmente se le da el concepto real a la palabra oferta o combo que significa precio bajo, más un plus adicional siempre y cuando sea así, el gran beneficiario es el consumidor final, generalmente esto sucede en productos donde existe un buen margen de utilidad.

A su vez, Postey indicó que es importante tener campañas de rebajas de vez en cuando, pero advirtió de que no todo el tiempo, para no malacostumbrar a los clientes.

Esta vieja fórmula, cada vez es más usada por los megacomercios que llenan sus vidrieras con descuentos de diferentes porcentajes con el objetivo de mejorar sus ventas de 2018 o por lo menos mantener los mismos niveles.

Sin embargo, Díaz insistió que los centros comerciales no se pueden quedar solo en la etapa de los descuentos o de los combos, sino que deben trabajar en estrategias tipo ancla que tengan la capacidad de retener a los clientes y a su vez puedan atraer a otros.

Las salas de cine, junto con los patios de comida, son los principales referentes de estos centros comerciales



 




En esta nota