ECONoMÍA

Ganaderos ven exportación marginal por crisis regional


El Senasag abrió rutas de ventas a Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Angola, Paraguay y Venezuela. Aun así, los precios en Bolivia son considerados altos

La genética boliviana es valorada en toda la región. Productores opinan que el nelore mocho cruceño es el de mejor genética y que no hay nada que envidiarle a Brasil y Argentina
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/05/2016

A dos años de haber conseguido el estatus sanitario de país libre de aftosa con vacunación, otorgado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE por sus siglas en inglés), Bolivia logró la homologación de siete protocolos sanitarios, seis con países de la región y uno con Angola (sur de África).

Sin embargo, las exportaciones aún son marginales habida cuenta de que solo se vendieron al exterior 3.000 toneladas en 2015. ¿Qué pasó? Para José Luis Vaca, titular de la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol), la respuesta está en dos factores de fondo: la escasa competitividad en los precios de la oferta boliviana provocada por la crisis económica internacional y los problemas logísticos para los frigoríficos a la hora de llevar sus productos a las fronteras.

Para Javier Suárez, encargado de Sanidad Animal del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), el problema principal no es la falta de mercados. ¿Entonces, cuál es? Para Suárez son las escasas negociaciones entre privados, productores e importadores.

Coincidió con Vaca en que los precios de productos cárnicos y material genético de Bolivia son muy altos para la mayoría de los países homologados por las crisis económicas que arrastran a sus monedas.
Solo por citar un ejemplo, Vaca mencionó que el precio del kilo gancho en Paraguay es de $us 2,6, mientras que en Bolivia ronda los $us 3.

A pesar de esto, Suárez indicó que las conversaciones para lograr nuevos acuerdos bilaterales con Rusia, China y Arabia Saudita para el comercio de productos cárnicos y genéticos tiene posibilidades de consolidarse hasta fines de 2016.

Actualmente la homologación está en etapa de evaluación de riesgos. “Lograr nuevos acuerdos es necesario, porque al cerrarse la competitividad en la región estos nuevos nichos de mercado pueden ser una opción más factible”, expresó.

En este contexto, la reunión de la OIE, que se llevará a cabo del 22 al 27 de mayo en París, será el escenario propicio para que la comisión boliviana de instituciones públicas y privadas busque entablar negocios con potenciales mercados en Europa y Asia, aseguró Suárez.

Precisó que hasta ahora Bolivia tiene homologados protocolos sanitarios con Brasil, Paraguay, Ecuador, Venezuela, Perú, Colombia y Angola.
Se consiguió el intercambio comercial de productos cárnicos, hamburguesas y carne deshuesada. También de genética pecuaria, embriones, semen y animales vivos.

Capítulos por explorar
Para Fernando Menacho, ex dirigente pecuario, Bolivia se encuentra en una etapa de grandes oportunidades que debe ser aprovechada por el sector para exportar.

Sin embargo, considera que una de las limitantes son las políticas restrictivas, que como resultado provocaron la pérdida de mercados y un reducido hato de 9.000.000 de reses.

Afirmó que para satisfacer la demanda de mercados más grandes, como el europeo, es urgente aumentar el número de bovinos y el superávit productivo, que oscila entre 15.000 y 17.000 toneladas anuales.
“Elevando estos indicadores los compromisos podrán ser cumplidos, pero ese es un trabajo de largo aliento”, sostuvo.

En el tema de precios, Vaca reafirmó que su sector espera políticas monetarias acordes con la dolarización actual en países vecinos, donde la devaluación abarató sus productos y dejó al país lejos de las negociaciones para exportar.

Semen bovino y embriones
Otra es la situación para las exportaciones de genética bovina, en embriones y pajuelas (dosis) de semen. “En materia de precios son competitivos con países vecinos y en genética son catalogados de referencia”, manifestó Erwin Reck, presidente de la Asociación de Criadores de Cebú y recientemente elegico titular de la Federación Internacional de Criadores de Cebú (Ficebu).

Reck señaló que el intercambio pleno con Paraguay y Ecuador ha sido favorable a la genética pecuaria, aunque las exportaciones son esporádicas.

Con Brasil se quiere conseguir un protocolo similar, pero Bolivia debe conseguir la categoría de riesgo insignificante para Encefalopatía Espongiforme Bovina (vacas locas).
Desde el Senasag se informó que este certificado será posible hasta mediados de 2017.

Expectativa en las regiones
Las nuevas posibilidades generan entusiasmo en otras regiones productoras, debido a que no solo son las oportunidades de exportar los actuales excedentes, sino de incrementar la productividad.

Abdón Nacif, titular de la Federación de Ganaderos de Beni, y Beimar Gallo, de la Federación de Ganaderos del Chaco tarijeño, coincidieron en que las nuevas homologaciones pondrán el remanente en carnes en mercados garantizados



 




En esta nota