ECONOMÍA

Frigorífico guaraní BFC irrumpe en San Ignacio e invierte $us 3 millones


La industria desplegará operaciones en las instalaciones del ex-frigorífico Chiquitano. Activan plan de reclutamiento de personal. Pecuarios ven aporte al desarrollo sectorial

En San Ignacio hay un despertar de inversiones de los ganaderos en sistemas productivos de engorde
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/06/2018

La cadena productiva cárnica bovina de la capital del cebú, en la Chiquitania -San Ignacio de Velasco-, se potencia con la incursión de la empresa frigorífica paraguaya BFC S.A. a esa población distante 465 km de Santa Cruz. La empresa guaraní inyecta al menos $us 3 millones para optimizar un funcionamiento íntegro en instalaciones del predio del ex-frigorífico Chiquitano que dejó de operar hace un par de años.

Desde Recursos Humanos de la empresa, la responsable Natasha Castedo, refirió que los inversionistas aceleran los trámites y las gestiones para hacer funcionar la nueva industria frigorífica. Al presente, según dijo, tiene encomendada la misión de reclutar personal en San Ignacio de Velasco para copar espacios en las áreas de administración y de faena. Perfilan operar desde el próximo mes. 

En el plano operativo, Castedo indicó que el complejo tiene una capacidad actual de faena de 300 bovinos por día. En 2019 aspiran incrementar 500 animales y llegar a 1.000 en cuatro a cinco años. 

La funcionaria indicó que los inversores paraguayos apostarán por la exportación de carne desde San Ignacio de Velasco conocida como la capital del cebú, en la Chiquitania. En 2003, la Chiquitania recibió la certificación de zona libre de fiebre aftosa con vacunación y en 2014 se declaró a todo el territorio boliviano país libre de fiebre aftosa con vacunación.

Aporte a desarrollo pecuario

Desde San Ignacio de Velasco, la presidente de la asociación de ganaderos de esta población chiquitana, Mercy Mayser, indicó que a la organización no llegó ninguna nota que refiera la apuesta de inversión de empresarios paraguayos para reflotar al exfrigorífico Chiquitano. 

No obstante, desde la perspectiva de la dirigenta este tipo de proyectos aportará a la producción y engrandecimiento del hato pecuario de  San Ignacio de Velasco que en el último año se duplicó de 250.000 a 500.000 bovinos. 
Indicó que los ganaderos establecidos en esta población encaran inversiones importantes en genética, suplementación animal y sistemas de manejo y producción en confinamiento de ganado vacuno para engorde. 

Mayser refirió que las poblaciones de la red que integra la Chiquitania atesoran un hato bovino que supera 1 millón de animales. 

Para el gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Javier Landívar, las inversiones en el sector ganadero, como del frigorífico BFC, van a fluir por las proyecciones de apertura de mercado para la exportación de excedentes de la producción de carne nacional. 

Refirió que San Ignacio de Velasco se ha convertido en el polo de la ganadería cruceña. 



 




En esta nota
BFC