ECONOMÍA

Fracasa la conciliación en la fábrica Empacar


El diálogo se trabó porque la firma pidió un nuevo cuarto intermedio

Mientras los trabajadores conciliaban Empacar contrató más personal, incluso sacó un anuncio en EL DEBER

30/08/2017

El conflicto laboral entre trabajadores de la empresa Empacar y los propietarios de la compañía empeora. Ayer fracasó la audiencia de conciliación entre ambas partes, el motivo: un cuarto intermedio, solicitado por la administración de la fábrica de dos días para que su directorio evalúe dejar de lado acciones penales contra dirigentes del sindicato. Los trabajadores, que llevan seis días de huelga, se negaron y anunciaron que radicalizarán el paro.

En el encuentro fijado ayer a las 11:00, Reinaldo Sanabria, dirigente del sindicato de trabajadores de Empacar, encaró al gerente de la fábrica, Carlos Limpias, para que la administración frene las amenazas penales por entrar en huelga. “Ingeniero, flexibilizamos nuestras demandas, queremos que se instalen mesas de trabajo, se pare la persecución a los dirigentes y se garantice la seguridad laboral”, le reclamó. 

En su descargo, Limpias pidió a los trabajadores negociar sin presiones y volver al trabajo porque la huelga perjudicó económicamente a la empresa.

 “No está saliendo producto y si no sale de dónde saco para pagarles el sueldo”, refutó. Con relación a futuras demandas, primero pidió 15 minutos para consultar el tema con directivos de la firma. Luego dijo que la decisión debe ser debatida por el directorio de Empacar y pidió un cuarto intermedio hasta el jueves, que fue rechazado por los trabajadores. “Es nuestra propuesta. Por favor, entiéndanla”, afirmó.

Se radicalizarán medidas

Sanabria lamentó que la empresa no quiera solucionar el conflicto. “Buscamos la conciliación. Tendremos que hacer cosas más drásticas”, sostuvo.

La postura del sindicato fue apoyada por la COD y la Federación de Trabajadores Fabriles de Santa Cruz.

Jaime Ávila, máximo dirigente fabril, también encaró a los directivos de Empacar y les advirtió con sacar 10.000 obreros a la calle, si es que algún dirigente es sometido a un proceso penal.

“¿Quieren confrontar fuerzas? Hagámoslo, ustedes tienen el poder del dinero y nosotros el poder de los trabajadores”, advirtió el dirigente sindical. 

De su lado, Rajiv Echalar, jefe Departamental del Trabajo, lamentó que los administrativos de Empacar no tengan capacidad de decisión en el conflicto laboral. “Se suspende esta audiencia”, finalizó. 



En esta nota



e-planning ad