ECONOMÍA

Fiscalía asegura que esposa de Juan Pari sabía del dinero del Banco Unión y lo repartía


Días atrás, Carolina Jerez aseguró que no vio un centavo del dinero que supuestamente sustrajo Pari, de la entidad bancaria. El principal acusado del fraude pide no hablar con la prensa. Serán citados unos 40 policías en el caso.

La esposa de Pari aparece en Miami, con bolsas de shopping y la cajuela de un auto de lujo abierta.

02/11/2017

Carolina Jerez, esposa de Juan Pari, principal acusado por el robo de Bs 37,6 millones al Banco Unión, no solo sabía del origen del dinero que él llevaba a casa, sino que era quien lo distribuía a los socios de su cónyuge, informó ayer Erlan Almanza, quien forma parte de la comisión de fiscales que investiga el fraude a la entidad financiera estatal.

“Es su medio de defensa, su declaración. Es lo que puede argumentar. Pero en el cuaderno de investigaciones hay declaraciones de que esta persona sí tenía conocimiento y también ella era la que entregaba dinero a los socios”, señaló la autoridad fiscal restándole crédito a Jerez.

En una conversación con EL DEBER, Jerez señaló en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes de la ciudad de La Paz, categóricamente que “su esposo nunca le dio regalo alguno” y que vivía en la casa de sus suegros.

“Estamos separados. Hablamos cordialmente, pero él visita a sus hijos cuando yo no estoy. Yo vivo de mi trabajo. No puedo decir que él sea un mal padre, nunca ha hecho faltar para la alimentación ni los estudios de sus hijos. Pero hasta ahí, ni un solo lujo”, manifestó.

Pero ayer circuló en las redes una imagen de la joven donde se la muestra con varios bolsos de compra, al lado de un lujoso vehículo, en una calle de Miami (Estados Unidos), según fuentes informativas que evitaron revelar sus nombres. Además, señalaron que Jerez “tenía guardaespaldas y chofer para ella sola”. El martes, el Ministerio Público secuestró un vehículo Mercedes Benz color negro, registrado a nombre de la esposa de Pari.

En la corta entrevista en el penal femenino, Jerez dijo por su parte, que trabajó desde sus 17 años (ahora tiene 23), y que se dedicó a la compra y venta de ropa. Hasta hace algún tiempo estaba en Obrajes, pero se trasladó a la zona comercial aledaña a Max Paredes. Manifestó que movía sus ahorros para abastecerse, aunque nunca mencionó que viajaba a Miami a traer mercadería.

Suspensión de audiencia
Carolina Jerez, junto a 10 presuntos involucrados en la investigación del fraude financiero, intentaron ayer beneficiarse con la cesación de medidas cautelares, en una audiencia de acción de libertad. Sin embargo, la audiencia fue suspendida.

Entre ellos, estaba la madre, el hermano de Juan Pari y otros. Los abogados informaron de que no se notificó a todos los implicados y algunos de ellos estaban sin un defensor legal, por lo que se suspendió la audiencia sin nueva fecha reprogramada.

Detención preventiva
Entre tanto, otros seis exfuncionarios de la entidad financiera aprehendidos entre el lunes y martes, fueron enviados a diferentes cárceles para cumplir su detención preventiva.

La jueza Primero Anticorrupción de La Paz, Cinthya Delgadillo, ordenó la madrugada de ayer, la detención preventiva de funcionarios de distintos rangos del Banco Unión. Entre ellos, se encuentran una subgerente regional de Operaciones, un jefe de Operaciones y cajeros, entre otros, acusados de presuntos delitos financieros y asociación delictuosa.

La jueza tomó en cuenta esos argumentos, que señalaban que no cumplieron con los controles que se establecían en sus funciones y facilitaron de esta manera, el desfalco de Pari, aunque aclaró que no hay evidencia de que hayan recibido alguna dádiva de parte del  acusado.
Balance de detenciones

Hasta el momento, son 21 las personas que han pasado por una audiencia de medidas cautelares, vinculados en algún grado con Pari o relacionado con su fraude de Bs 37,6 millones. Dos personas están con detención domiciliaria y las demás se encuentran en diferentes cárceles de La Paz y Santa Cruz, por la “probabilidad de autoría y por haberse demostrado la concurrencia de los riesgos procesales”, según el fiscal Daniel Ayala.

Los delitos investigados van desde enriquecimiento ilícito, favorecimiento al enriquecimiento ilícito, legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa y la Autoridad de Supervisión de Servicios Financieros (ASFI) espera que se reconduzca el caso, bajo la figura de “delitos financieros”, establecidos en la Ley de Servicios Financieros (393), para endurecer la pena de cárcel de 10 a 15 años para quienes resulten culpables.

Ampliación de Pari

Ante el pedido de Pari, por un medio periodístico, de ampliar su declaración informativa, la Fiscalía aún no ha recibido ninguna solicitud. “Pari no ha solicitado ampliación. Está en su derecho y estamos a la espera de que solicite. Hasta la fecha no hay ningún memorial”, dijo Almanza.
Por su parte, Miguel Irusta, director nacional de Seguridad Penitenciaria, recalcó que Pari no está aislado en la cárcel de Chonchocoro, pero que a través de un  manuscrito, estableció “que no quería por el momento, tener ningún tipo de entrevista con los medios de comunicación”que lo visitaron en estas semanas.

Enfermedad

Irusta se refirió al posible cáncer que padecería el detenido. “Hasta el momento, no me ha llegado ningún reporte oficial médico para algún tratamiento que este señor podría requerir. Sin embargo, nosotros no vamos a impedir que se lo pueda atender médicamente”, señaló.

La comisión de fiscales anunció el martes que, “velando por la salud de las personas, ya sean imputadas o víctimas, vamos a emitir el requerimiento correspondiente”, según el fiscal Almanza. También recordó que el Ministerio Público requirió de todos los investigados en el caso, el congelamiento de cuentas y la anotación de sus bienes.

Declararán 40 policías

El Ministerio Público también emitió un requerimiento para que se les facilite un listado de  policías de la seguridad física estatal que hayan estado cumpliendo funciones de seguridad en los 10 meses en que Pari habría sustraído el millonario botín de la agencia de Batallas.

“En la localidad de Batallas solo estaban funcionarios de la Policía”, señaló Almanza, descartando la citación al personal de la empresa privada Armus que brinda la seguridad interna de la entidad bancaria. Una fuente consultada, indicó que serían al menos 40 uniformados los que serán citados.
El gerente general de Armus, Alfonso Aramayo, dijo el fin de semana, que su empresa no prestaba servicios en la sucursal de Batallas desde el 2015, por decisión del propio banco estatal.

MÁS SOBRE EL CASO

Desde septiembre
Hace 37 días que se abrió la investigación por el presunto fraude financiero en el Banco Unión, a denuncia de la propia entidad.

Cuántos más
Paola Barriga, abogada defensora de la subgerente regional de la ciudad de La Paz, denunció que con la detención de mandos medios solo se busca encubrir al directorio.

No adelantarán lista
Los periodistas preguntaron sobre la convocatoria al exministro de Economía, Luis Arce o a la exgerenta general del banco, Marcia Villarroel, pero el Ministerio Público no adelantará criterios al respecto.

Búsqueda del padre
Se mantiene la orden de aprehensión contra Secundino Pari, padre de Juan Franz. La Policía inició su búsqueda dentro y fuera del país.

Interpelación
El ministro de Economía, Mario Guillén, dijo que prepara toda la información para responder la interpelación ante la Asamblea Legislativa el 10 de noviembre.

Informe al fiscal general
El diputado Wilson Santamaría hizo una petición de informe oral al fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, en relación al avance de las investigaciones del fraude financiero.

Cifras del tema

37,6
Millones de bolivianos

Es el monto que sustrajo Juan Pari de la agencia de Batallas, burlando los controles internos.

21
Personas

Están imputadas por algún grado de vinculación con Juan Pari. Hay todavía una lista de 35 personas.

40
Policías

Serán citados a declarar ante el Ministerio Público, para que hablen sobre la seguridad del banco.

37
Días de investigación

Han pasado desde el 26 de septiembre cuando el propio banco denunció el hecho a la Fiscalía.



En esta nota



e-planning ad