ECONOMÍA

Extienden contrato de gas con los remanentes que no nominó Brasil


YPFB prevé ingresos para Bolivia por $us 150 millones al mes. Según la CBHE no existen volúmenes pendientes de entrega sin pago. Cuestiona que no haya adenda de cantidades


Según la Cámara de Hidrocarburos, no existen volúmenes pendientes de entrega sin pago con Brasil
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/01/2019

El presidente de la estatal petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, anunció que el contrato de compra y venta de gas con Brasil se extenderá hasta 2023 con los remanentes que Brasil no logró nominar desde el inicio de la exportación al país vecino en 1999. Se estima que el volumen asciende a 1,7 trillones de pies cúbicos (TCF) con lo que se garantiza un ingreso mensual de $us 150 millones.

“El contrato con el vecino país, cuya renegociación comenzará el próximo año, termina durante la presente gestión. El mismo documento establece que todos los volúmenes que Petrobras no haya pedido durante los últimos 20 años, deben ser entregados a partir del 2020. Lo que vamos a tener es una extensión de ese contrato hasta el año 2022 o 2023 dependiendo del régimen de retiro”, manifestó Barriga.

Volúmenes

Al respecto, la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), manifestó en un comunicado, que el contrato de provisión de gas (GSA) Bolivia-Brasil, cuya exportación comenzó en 1999, se hizo de forma escalonada (ramp-up).

“En los últimos años del contrato, este volumen alcanzó los 24 MMm3/d (millones de metros cúbicos diarios), por lo que de acuerdo a la cláusula de toma o paga “take or pay”, todo el volumen no tomado (retirado) por Brasil, por debajo de este promedio, se pagó anticipadamente a Bolivia. En este caso, el contrato prevé la conciliación o “make up” de estos volúmenes, proceso que ya se hizo efectivo entre las partes, por lo que, no existen volúmenes pendientes de entrega sin pago. Por el contrario, el volumen remanente que todavía no fue nominado por Brasil ni entregado por Bolivia, estimado en cerca de 1,7 TCF (trillones de pies cúbicos), deberá ser comercializado conforme establece el contrato”, manifestó la entidad.

Adenda y conciliación

El especialista en hidrocarburos Hugo del Granado manifestó que para que ese contrato se extienda, tendría que haber una adenda al contrato o en su defecto, una conciliación de volúmenes entregados y no pagados, de tal manera que en la conciliación se establezcan los volúmenes faltantes para cumplir, por los 20 años.