HIDROCARBUROS

Empresa observada por la Asamblea muestra interés en áreas y YPFB lo minimiza


En 2014 la Asamblea Legislativa anuló un contrato con GTLI. Esta empresa firmó ayer una ‘expresión de interés’. La estatal dice que esto no significa un contrato final

El representante de GTLI, y el titular de Yacimientos firmando el acta de entendimiento hidrocarburífero

05/12/2017

La Estatal YPFB  firmó  ayer varios contratos importantes, como el desarrollo del campo Incahuasi-Aquío,  la perforación de un pozo exploratorio en el bloque Azero. Incluso se concretaron acuerdos para la producción en río Seco y otros más. Estos convenios garantizan $us 277 millones de inversión, para la exploración y el desarrollo de campos de gas.

La rúbrica de los pactos se hizo en un acto en el que participó el presidente Evo Morales. El jefe de Estado fue testigo de la firma de una expresión de interés de exploración entre GTLI y Yacimientos, en seis áreas.  
Gas To Liquid International S.A (GTLI), el nombre completo de la compañía, ya trabaja con el Estado. De hecho, opera un pequeño campo: El Palmar (Santa Cruz).

Pero esta experiencia no ha sido nada agradable para esta empresa. En 2014 la Comisión de Economía Plural de la Asamblea Legislativa del Estado anuló un contrato de exploración y explotación que tenía con Yacimientos en cuatro áreas: el  Almendro, Cupecito, Río Beni e Itacaray. 

José Antonio Yucra fue el  presidente de esta comisión y se mostró sorprendido por la participación de GTLI en este acto. 

“Uno de los puntos más importantes de la empresa es que era poco solvente. Los contratos se anularon y la empresa no hizo nada para mantenerlos”, aseguró. 

Precisó que se debe esperar si las intenciones llegan  a un acuerdo, que debe ser  fiscalizado. 
La empresa, de capitales nacionales, tiene interés en  la exploración de seis áreas: Almendro, Irenda (Santa Cruz), Puerto Puerto Grether (Santa Cruz y Cochabamba), Tita Techi (Santa Cruz), Río Beni y Nueva Esperanza (Beni, Pando y La Paz). 

“Ojalá que ahora tengan solvencia económica”, dijo Yucra.

El especialista en hidrocarburos Hugo del Granado señaló que estos contratos fueron anulados por la salida de la empresa Jindal del país, que era la “socia que financiaba las operaciones de GTLI”.
“Primero tenía un  proyecto para convertir gas a líquido, y luego se metieron a la exploración. Si está apta dependerá de cómo se elaboran los contratos”, afirmó. 

Jindal es una empresa hindú  que se retiró en 2012 al no aceptar una serie de condiciones que le impuso el estado para desarrollar el proyecto Mutún.

Empresa no quiso contestar

Ejecutivos de GTLI fueron llamados para realizar la nota. Pero indicaron que no podían hablar y que cualquier información tenía que ser consultada a YPFB.

El vicepresidente de la petrolera, Luis Poma, minimizó la situación y dijo que el interés de la compañía responde a la promoción de 80 áreas que hace la Estatal.

El ejecutivo señaló que la firma del documento “aún no representa firma de contratos, y no implica compromiso alguno de inversión ni exclusividad sobre la asignación de un área”.

Aclaró que la petrolera estudiará  las áreas solicitadas y si los resultados son atractivos, se realizará una serie de procedimientos hasta llegara a un contrato

El ejecutivo señaló que existen otras empresas interesadas en la exploración en el país.