economía

El salario confronta a la COB, al Gobierno y a los empresarios del país


El ministro de Economía insiste en un aumento del 4%. La COB está molesta y exige como base un 8,5%. Los privados están excluidos de las negociaciones y se limitan a esperar los resultados

Adelanto de salario
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/04/2016

El pedido de incremento salarial para 2016 confronta a la Central Obrera Boliviana (COB), al Gobierno y a los empresarios privados.

Mientras el ministro de Economía Luis Arce ratificó ayer su propuesta de incremento salarial del 4%, tanto para el salario mínimo nacional como para el haber básico y descartó una posible inclusión del sector empresarial al diálogo que lleva adelante con la Central Obrera Boliviana (COB), bajo el argumento de que son los trabajadores quienes no quieren sentarse con los empleadores. La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) lamentó tal decisión y se resignó a esperar la determinación final.

Antes del mediodía, Arce argumentó que su propuesta es responsable con la economía del país y fue formulada bajo criterios técnicos y económicos.

El ministro aseguró que la oferta se hizo evaluando también el comportamiento de la economía en los dos primeros meses de este año, que advierten el pago del segundo aguinaldo a finales de gestión.

“Si seguimos con esta tendencia económica, el crecimiento del 5% que habíamos anunciado se cumplirá y por tanto eso implica el pago del segundo aguinaldo y eso hay que tomar en cuenta", remarcó.
Arce dijo que no se puede destinar todos los recursos a pagar salarios, porque eso reduciría la inversión en el país y afectaría la economía, cuyo dinamismo garantizará el segundo aguinaldo.

No obstante, aclaró que las negociaciones con la COB continúan y aún no se tomó la última decisión sobre ese tema.

Además garantizó la vigencia de los bonos y rentas a favor de la población, a pesar de que la economía mundial sufre una desaceleración.

Clase laboral vs. privados
Los trabajadores se mantienen firmes en su petición. Exigen sí o sí un 8,5%, similar al aumento del año pasado, como base para el debate del incremento. Sin embargo, los empleadores manifiestan que debe rondar el 2%.

Guido Mitma, principal dirigente de la COB, advirtió que una oferta menor al 8,5% será rechazada, porque la canasta familiar en este momento es superior a los Bs 8.000. No obstante, mostró su disposición a seguir en el diálogo una vez el Gobierno los convoque en las próximas horas.

El salario mínimo nacional de Bolivia está por debajo de la media en la región, según un último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En la actualidad, el monto llega a Bs 1.656 (unos $us 244), cuando el promedio es de $us 354.

Al respecto, el presidente de la CEPB, Ronald Nostas, dijo que no emitirá comentarios sobre la propuesta gubernamental, de incrementar un 4% al salario mínimo como al haber básico.

“Nosotros ya hemos dicho lo que teníamos que decir. Lamentablemente nos nos toman en cuenta. Que arreglen entre ellos... no hemos sido invitados por el Gobierno. Vamos a hacer un análisis cuando lleguen a las conclusiones”, agregó Nostas.

Los empresarios propusieron en reiteradas oportunidades al Gobierno que no se realice la discusión de un incremento salarial, sino de una política sobre este tema.

Este planteamiento también se lleva a cabo por sexto año consecutivo.
El presidente de la Federación de Empresarios Privados de La Paz, Javier Calderón, expresó la preocupación de este sector por haber sido excluido de un diálogo que debía ser abierto y con la participación de las tres partes interesadas en el asunto.

Advirtió que si el alza salarial es mucho mayor al nivel de inflación observado, afectará contra el propio trabajador, las fuentes de empleo permanentes y formales podrían verse afectadas y disminuidas. El directivo planteó que el incremento no sea mayor al 2%.

La Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb) señaló que el incremento debería ser de cero; es decir, ninguno, en función de los incrementos que hubo al salario mínimo nacional y la inflación de los últimos diez años.

Similar posición fue vertida por la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz y la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex)



 




En esta nota