ECONOMÍA

No se cumplió con el Código de Comercio


Se ignoró el artículo N.º 332 de la norma. Analistas sugieren citar a declarar a todos los exmiembros 


29/10/2017

Según el Código de Comercio de Bolivia, todas las Sociedades Anónimas (SA) deben estar dirigidas por un directorio que es el responsable de su administración y fiscalización. El Banco Unión, está conformado por capitales  estatales  y privados, y  encaja en este perfil. Si se toman en cuentan los parámetros fijados por esta norma, el exdirectorio de la financiera deber ser incluido en la investigación que lleva el Ministerio  Público, por el desfalco de Bs 37,6 millones, aseguran expertos consultados.

Para los especialistas, el banco violó el artículo N.º 332 del Código de Comercio que establece que “la fiscalización interna y permanente de la sociedad anónima estará a cargo de uno o más síndicos, accionistas o no, designados por la junta general convocada para este fin”.

Desde que estalló el escándalo por el millonario robo, 35 personas entre funcionarios y personas externas a la entidad financiera están siendo investigados por el delito. Incluso la gerenta general, Marcia Villarroel, renunció ante la presión generada después del hecho.

El analista Julio Alvarado cuestiona que teniendo dos síndicos la financiera no detectó a tiempo el desfalco realizado por Juan Pari, jefe de la sucursal del banco en Batallas,  un  pequeño municipio en el departamento de La Paz.

“El síndico tiene la fiscalización interna y permanente de la financiera. Se han vulnerado medidas de control”, afirmó.

El experto en economía, Jaime Dunn, señaló que el síndico, de acuerdo a la norma, tiene la obligación de revisar los arqueos.

“Se estaba destituyendo gerentes, pero el directorio seguía siendo el mismo”, afirmó Dunn.
Insistió en que se tiene que cuestionar los grados de responsabilidad en el desfalco de la financiera, y el peso máximo recae en los miembros del directorio.

El DEBER, llamó a los responsables de prensa del Banco Unión, para tratar de entrevistar a uno de los exsíndicos, o algún miembro del exdirectorio, pero no contestaron. 

El viernes las  personas que dirigían la entidad renunciaron de forma conjunta ante el escándalo generado por el desfalco. Los exmiembros llamaron a una reunión de accionistas para el próximo 15 de noviembre.  
Patrimonio del directorio

Seis eran  las personas que movían los hilos  administrativos del tercer banco más importante de Bolivia. Este grupo, que formaba el directorio del Banco Unión, cuenta con un patrimonio de Bs 15,7 millones, según datos oficiales extraídos desde la Contraloría General del Estado.

Hablando ya de recursos, el miembro que cuenta con mayor capital, es Carlos Alfredo Tórrez Bravo que tiene un patrimonio neto de Bs 5,8 millones.

Tórrez ocupaba el cargo de director en la entidad financiera. Eduardo Pardo es el segundo exmiembro de la cúpula de la financiera con mayor fortuna, declaró a la Contraloría que posee Bs 3,4 millones.

El expresidente de la institución, Diego Pérez, junto con el síndico, son los de menos recursos. Poseen un millón de bolivianos, en sus declaraciones juradas.El Banco Unión, es una sociedad anónima, el 97%, de sus acciones está en manos del Estado. Su dirección está a cargo del Ministerio de Economía.


En esta nota



e-planning ad