ECONOMÍA

El Gobierno oferta gasolina de un mayor octanaje


La nueva oferta nacional se venderá a Bs 4,40 el litro y su producción será de acuerdo a la demanda interna. El Gobierno considera que es un paso para reducir la subvención. Se espera concretar el plan etanol 

Reducir los cupos a las exportaciones y concretar los megaproyectos estatales son las expectativas

Hace 4 días

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, durante su participación en el Foro Multimedia de EL DEBER, adelantó que desde mañana los surtidores ofrecerán una nueva línea premium de combustibles líquidos. se trata de la gasolina especial Ron 91, que se la venderá a Bs 4,40 el litro.

Sánchez precisó que es un tema sensible por lo que aclaró que la gasolina especial se seguirá comercializando a Bs 3,74 el litro y que se mantendrán los volúmenes  de producción. La autoridad remarcó que la gasolina especial no será reemplazada.

“En la concepción de la reingeniería, la disminución de la subvención y en la necesidad de ciertos vehículos, no solo de alta gama, sino de vehículos modernos,  hoy se precisan otras características de gasolina, de octanaje, que es la gran demanda de muchísimos usuarios”, dijo Sánchez.

La autoridad explicó que la Ron de 91 octanos tiene mejores condiciones que la especial de 85 octanos y que su entrada al mercado nacional responde a una demanda de los consumidores que tienen vehículos de alta gama. La gasolina premium de 95 octanos se oferta a Bs 4,79 el litro.

Sánchez afirmó que el combustible es de producción nacional y que la refinería cruceña  Guillermo Elder Bell será la responsable de ofrecer el producto de acuerdo a la demanda existente en el mercado.

“Hoy tenemos gasolina especial de 85 octanaje, tenemos premium y tendremos desde este jueves una gasolina de 91”, afirmó Sánchez, quien planteó que en Bolivia se puede producir gasolinas intermedia entre 85 y 91 y por qué no pensar en un etanol de 88 o en  mezclar la gasolina súper con el etanol para que suba a 94 o 95, aventuró la autoridad.

Algunos temores
Una vez conocida la noticia, distintos consumidores del combustible se mostraron desconfiados e indicaron que esperan que la nueva línea premium de gasolina no sea tan escasa como la actual, algo que complica su compra.

Alejandro Castedo sostuvo que encontrar gasolina premium es una lotería y el mismo criterio tuvo Jhony Echeverría, que señaló que  con estos nuevos cambios se espera que la gasolina especial siga vigente.

Para Jorge Paz, la nueva propuesta está dirigida a un pequeño grupo de clientes que tienen vehículos último modelo. “Espero que no se retire la gasolina especial, eso sería muy grave para el resto de la población”, dijo Paz.  

Un poco más lejos fue el jefe nacional de la opositora Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, que  advirtió un ‘gasolinazo encubierto’ a través de la venta de un nuevo tipo de gasolina especial a un precio distinto, que, según él, refleja problemas en la economía que obliga al Gobierno a incrementar los ingresos por distintos modos como  el ‘terrorismo tributario’.

Doria Medina dijo, según la red Erbol, que debido al déficit fiscal que está por encima del 8% y la baja ejecución de la inversión pública, el Gobierno está tratando de aumentar los ingresos a través de impuestos.

“Están tratando ahora de subir los ingresos vía un gasolinazo encubierto, porque subir de precio una gasolina, no se necesita ser especialista para saber que después la gasolina de menor precio va a ser escasa y en los hechos subirá el precio del combustible”, dijo el opositor.

El gran desafío 

Durante el foro, en el que se trató el crecimiento de la economía y cuáles son las perspectivas para 2018, Luis Barbery, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, indicó que el proyecto etanol es una de las salidas para impulsar el cremiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Sostuvo que se trata de una inversión de $us 1.500 millones que permitirá la producción de etanol que será mezclado con gasolina, para lograr una reducción de entre 100 y  200 millones de dólares en los costos de importación del combustible.
Barbery  remarcó que solo faltan algunos detalles, como el precio de este nuevo combustible, y que de concretarse se van a generar unos 10.000 nuevos puestos de trabajo.

Cristóbal Roda, presidente del ingenio Aguaí, destacó el programa y sostuvo que no es posible que Bolivia sea la única región que no cuente con etanol, cuando todos los países productores de caña en mayor o menor medida ya fabrican y procesan el  producto.
Rolando Borda, secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental, sostuvo que este tipo de iniciativas son las que se deben impulsar para que los trabajadores tengan más opciones para conseguir un puesto laboral.



En esta nota



e-planning ad