economía

El FMI acuerda con Egipto un préstamo de $us 12.000 millones


El acuerdo está pendiente de ser aprobado por la Ejecutiva del FMI, que analizará este punto en las próximas semanas. La inestabilidad en Egipto redujo sus ingresos

El FMI anunció una revisión levemente a la baja en su expectativa del crecimiento económico mundial
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/08/2016

El Gobierno egipcio y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han alcanzado un acuerdo preliminar sobre un préstamo de $us 12.000 millones en tres años, anunció hoy el organismo monetario mundial y el Banco Central egipcio.

Una misión del FMI llegó el 30 de julio de visita a El Cairo para negociar con las autoridades un programa financiero de respaldo a Egipto, que sufre una crisis económica desde 2011 debido al desplome del turismo y de las inversiones extranjeras por la inestabilidad.

El acuerdo está pendiente de ser aprobado por la Ejecutiva del FMI, que analizará este punto en las próximas semanas, según el comunicado del FMI emitido al término de la visita.

El gobernador del Banco Central egipcio, Tarek Amr, dijo por su parte en una rueda de prensa que "las intensas conversaciones llevadas a cabo durante los últimos meses llevaron al éxito de las negociaciones".

El FMI busca apoyar el programa de reforma económico aprobado por el Parlamento egipcio para mejorar el funcionamiento de los mercados de divisas, reducir el déficit presupuestario y la deuda, y aumentar el crecimiento.

El responsable de la misión del FMI, Chris Jarvis, explicó que el programa prevé que la deuda se reduzca de un 98% del producto interno  bruto en el periodo 2015-2016, a alrededor del 88% en 2018-2019.

"El objetivo es aumentar los ingresos y racionalizar el gasto, para reducir el déficit y para permitir que los fondos públicos se destinen a sectores prioritarios como la infraestructura, la salud y la educación y la protección social", dijo Jarvis.

Para ello, se continuarán con las medidas iniciadas en 2014 para racionalizar los subsidios a la energía y se avanzará en la agenda de reformas estructurales para ayudar a aumentar la inversión y fortalecer el papel del sector privado.

"Egipto es un país fuerte con un gran potencial, pero tiene algunos problemas que necesitan ser corregidos con urgencia", subrayó el responsable de la misión.

La inestabilidad en Egipto ha provocado un desplome en las fuentes de ingresos que ha llevado a que las reservas de divisas se sitúen en unos $us 17.500 millones, muy por debajo de los 36.000 que había en las arcas antes de la revolución de 2011.
?



 




En esta nota