ECONOMÍA

El BID sitúa a Bolivia entre los países que malgastan sus fondos públicos


El organismo multilateral ubica al país en el tercer lugar, detrás de Argentina y El Salvador. Chile, Perú y Guatemala son los que mejor usan sus recursos. Especialistas observan el incremento del gasto público


Expertos observan obras ‘innecesarias’ como el museo al presidente Morales
Escuchar el artículo Pausar Lectura

17/10/2018

Un informe de este año realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ubica a Bolivia en la lista de países que malgastan sus fondos públicos. Exactamente, el país está en tercer lugar del particular ranking, que lidera Argentina y El Salvador.

El estudio, que analiza dos décadas, afirma que el malgasto está relacionado con las ineficiencias técnicas, es decir, que los gobiernos hacen las cosas de forma incorrecta, usando más recursos de los necesarios para alcanzar un resultado.

“Para producir servicios públicos, el Gobierno debería combinar sus insumos de manera eficiente al menor costo”, dice el organismo internacional.

¿Qué dice el BID?

El estudio dice que en América Latina hubo “derroche” del gasto en las últimas dos décadas.

De forma concreta sostiene que los países latinoamericanos malgastaron unos $us 220.000 millones. La cifra supera el PIB total de Perú ($us 190.000 millones) y casi equivalen al total del PIB de Chile ($us 250.000 millones).

Para realizar el informe se tomaron tres aspectos: las compras del Estado (incluyendo desvío de fondos o corrupción), el salario de los empleados públicos y los subsidios de los países.

Analizadas estas variables, se determinó que los que mejor utilizan sus fondos son Chile, Perú y Guatemala. En el otro lado, de la verada se ubican: Argentina, El Salvador y Bolivia.

El organismo internacional señala que el Estado boliviano malgasta lo equivalente a un 6,3% de su PIB. En El Salvador, Costa Rica, Paraguay, Guatemala, Bolivia y Argentina usan más del 29% del dinero en salarios.

Caso boliviano

El documento analizó las compras públicas y observó que a diferencia del resto de la región Bolivia y Perú usan hasta un 47% de sus gastos en este ítem, mientras los otros países solo un 15%.

Otro dato que llama la atención es que los gobiernos subnacionales bolivianos (provincial y municipal) usan hasta el 32% para las adquisiciones.

El economista Julio Alvarado señaló que los puntos observados por el BID demuestran el crecimiento del gasto para el mantenimiento del aparato estatal.

Recordó que en 2005 el gasto corriente del Estado llegaba a los Bs 22.000 millones. Esta cifra creció a Bs 117.000 millones.

Para este año, el Presupuesto General del Estado (PGE) tiene un déficit fiscal del 8,3%.

El investigador y economista Germán Molina agregó que desde 2006 el Gobierno expandió el gasto público hasta en dos dígitos, pese a que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional llega solo a uno.

“Para acelerar el gasto se aprobaron varias obras por excepción, que se entregaron llave en mano”, dijo.

Para el economista Jaime Dunn, “toda la maquinaria” que hace crecer la economía sostenida por el gasto y la elevada inversión pública “es ineficiente”.

Observó que se hagan obras innecesarias, como el museo para el presidente Morales.

Para esta nota se enviaron unas preguntas al Ministerio de Economía, pero hasta anoche no respondieron.