ECONOMÍA

Ejecutivo fusiona EBA, Promiel y Lacteosbol


Sedem señala que el objetivo es aumentar su eficiencia. Analista cree que es un gran riesgo que se toma

Las empresas ya no dependerán del Sedem, según la nueva normativa que busca una mejor eficiencia
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/06/2018

A través del Decreto Supremo (DS) 3592, el gabinete ministerial aprobó la fusión de las empresas públicas EBA (Empresa Boliviana de Almendras), Lacteosbol (Empresa de Lácteos Bolivia) y Promiel (Empresa Pública Produc- tiva Apícola) que dependían del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem). Con ellas, se constituyó la Empresa Boliviana de Alimentos y Derivados (EBA) estatal.

Según la normativa, el patrimonio de la nueva empresa está constituido por la transferencia que haga el Sedem, de las mismas empresas fusionadas como aporte de capital del Tesoro General de la Nación (TGN).

De acuerdo con la explicación brindada por la gerenta del Sedem, Patricia Ballivián, esta fusión sucede porque las empresas tenían la misma actividad de negocio, hay una complementación y se pretende “optimizar los recursos y aumentar su eficiencia”.

El DS 3592 establece que EBA funcionará bajo la regulación del funcionamiento de las Empresas Públicas Nacionales Estratégicas. Dejará de depender del Sedem porque ya cumplió el rol de desarrollarlas y volverlas sostenibles.

En una entrevista anterior, Ballivián había informado que el valor en el mercado de Lacteosbol, según una evaluación realizada por Price Waterhouse, es de Bs 611.566.022; el valor de EBA es de Bs 382.213.222; y Promiel, de Bs 60.273.914.
Ballivián considera que así como esta primera fusión y luego de probar la rentabilidad económica de las empresas a su cargo, a futuro correrán la misma suerte las empresas Papelbol con Cartonbol, así como Semillas (EEPS) y Abonos (EEPAF).
El analista Alberto Bonadona explicó que se está fusionando EBA, que es la que tiene la plata, con Lacteosbol, que funciona a medias y Promiel, que es más pequeña.

“Lo que va a ocurrir es que se están uniendo tres empresas y van a vivir, gracias al negocio de la exportación de almendras. Es un gran riesgo que se corre”, señaló.



 




En esta nota