ECONOMÍA

ENDE invierte $us 1.300 millones en hidroeléctricas


El objetivo del Gobierno es pasar del 70 al 34% de dependencia de las termoeléctricas. El consumo de electricidad alcanza los 1.500 megavatios

La termoeléctrica del sur producirá 480 megavatios en 2019, con las otras dos de Warnes y Entre Ríos serán 1.440 megavatios más para sumar al sistema interconectado

11/08/2017

La dependencia cada vez mayor del gas natural para la producción de energía eléctrica a partir de las termoeléctricas es un dato que no pasa desapercibido por el Gobierno, por lo que destinó para su ejecución $us 1.300 millones para distintos proyectos hidroeléctricos. 
Así lo confirmó Eduardo Paz, presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE Corporación), durante la visita del jefe de Estado, Juan Evo Morales, al avance de obras de la termoeléctrica del Sur (Tarija).

Paz sostuvo que debido a la crisis energética entre 2009 y 2011, para dar una respuesta rápida a la demanda de electricidad se optó por el ensamblaje de las termoeléctricas, que necesitan de gas natural para su funcionamiento. Consciente de la necesidad cada vez mayor del energético, Paz detalló que se está trabajando en las hidroeléctricas de Misicuni, San José y Miguillas, para lo cual ENDE puso en ejecución $us 1.300 millones. “Esperamos que hasta 2020 las termoeléctricas solo ocupen un 34% y que el resto de la energía sea producto de las hidroeléctricas, de la solar y la eólica”, dijo Paz.

En cuanto a la sostenibilidad de las termoeléctricas, Morales indicó que se debe garantizar la producción de gas, por lo que aludió al ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, al que lo comprometió a trabajar más en el área de la exploración de hidrocarburos.

Aporte de las termoeléctricas
En la visita de Morales a la planta termoeléctrica de ciclo combinado del Sur, la máxima autoridad del país destacó que en 2019 esta producirá 480 megavatios, lo mismo harán las termoeléctricas de Warnes (Santa Cruz) y de Entre Ríos (Cochabamba), por lo cual solo de estas plantas la oferta eléctrica será de 1.440 megavatios, algo que para el primer mandatario deja bien parado al país en cuestión energética.

Morales remarcó que en la actualidad la demanda energética es de 1.500 megavatios, mientras que la potencia instalada llega a los 1.900 megavatios. “Sin duda que ya tenemos un excedente para exportar y el mismo irá en aumento con las inversiones que estamos realizando en las energías limpias y renovables como la solar, la eólica y la geotérmica»,  subrayó Morales.

Sobre la termoeléctrica del Sur, la primera autoridad del país destacó el trabajo de la mano de obra boliviana y el buen desempeño de la empresa española TCK, que fue la que ganó la licitación pública para hacerse cargo de esta obra que para su construcción y montaje contrató, a su vez, a la empresa boliviana Empresa de Servicios Electromecánicos (ESE).
Arturo Vera, gerente de ESE, agradeció la confianza y destacó que en la obra trabajan más de 500 personas y que el 90% del personal pertenece a la zona. 



En esta nota



e-planning ad