ECONOMÍA

Detienen a falsificadores de viñetas B-SISA y SOAT


La ANH informó que hay cuatro personas detenidas. La banda operaba en las ciudades de Tarija, Sucre, Cochabamba y La Paz. Las autoridades descartan que haya funcionarios involucrados

Según la ANH, los detenidos falsificaban viñetas de diversos servicios que da el Estado, como el B-SISA

30/12/2016

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) identificó una red de falsificadores de las etiquetas de Bolivia de Sistemas de Autoidentificación (B-SISA), viñeta para cargar combustible, que operaba en las ciudades de Sucre, Tarija, Cochabamba y La Paz. Hay cuatro personas detenidas por el presunto delito de uso de instrumento falsificado.


 "Son personas que se dedican no solo a la clonación de tags del B-SISA sino también de rosetas de inspección vehicular, del Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (SOAT) y otros elementos de control que hacen a los implementados por el Estado", informó el director de Tecnologías de Información y Comunicación de la ANH, Einard Joffré.

El director de Tecnologías de Información y Comunicación de la ANH, Einard Joffré, en la conferencia de prensa.


 Durante una conferencia de prensa, Joffré señaló que el B-SISA no solo es un sticker, sino un instrumento electrónico que es leído por el sistema informático de las estaciones de servicio, por lo que no es fácil su clonación. "Podrán clonar uno, pero no un millón", dijo al precisar que la ANH distribuyó más de 1,3 millones de tags en el territorio nacional.


 Joffré señaló que ninguno de los detenidos es funcionario de la ANH, y que los stickers incautados se encuentran en el laboratorio de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), con quienes se articuló el operativo para desbaratar a la organización ilícita.


 "Ninguno de los involucrados, tanto Mamami, como Veizaga o Valdez son funcionarios de la ANH, es una red de clonación (...). Aclararemos en el proceso de investigación si son copias que exige el sistema, será parte de la investigación" sostuvo.


 El director de Tecnologías de Información y Comunicación dedujo que los falsificadores vendían las etiquetas del B-SISA a propietarios de vehículos indocumentados que no podrían acceder al instrumento electrónico por el conducto regular.


 Para obtener el B-SISA los interesados deben cumplir con la presencia física del vehículo, el certificado original del Registro Único para la Administración Tributaria (RUAT), el carnet original y fotocopia simple del propietario y la boleta de depósito en la cuenta recaudadora del Banco Unión por el monto de 60 bolivianos.


 El funcionario explicó que no es fácil diferenciar la etiqueta original de la falsificada a simple vista, pues es en el momento en que pasa por el sistema de lectura de las estaciones de servicio cuando se identifica la autenticidad.



En esta nota



e-planning ad