ECONOMÍA

Destapan presunta estafa en la estatal Emapa


La Fiscalía intervino en La Paz y en Santa Cruz las oficinas de la empresa estatal para investigar actos de corrupción. Hay seis funcionarios aprehendidos

En Santa Cruz, la oficina regional de Emapa seguía atendiendo con normalidad. No estaba cerrada

21/10/2017

Otro dolor de cabeza para el Gobierno. Al caso del Banco Unión, ahora se suma una presunta estafa en la estatal Empresa de Apoyo de Producción de Alimentos (Emapa) que es administrada por el Estado. Por el hecho ya hay seis aprehendidos y en principio un daño económico al Estado por Bs 150.000.
El encargado de dar la noticia fue Héctor Arce, ministro de Justicia, que indicó que el ciudadano Pablo Almendras, actualmente prófugo, representante de la empresa Cioec, habría supuestamente suplantado  una representación de 13 granjas agrícolas de Santa Cruz para beneficiarse de la compra de maíz subvencionado, semillas que no llegaron a las agencias agrícolas. Arce remarcó que la compra irregular de los granos contó con la presunta complicidad de seis servidores públicos de la empresa estatal.

La autoridad precisó que Almendras nunca habría llegado con el producto subvencionado a los productores, pero recibió varias toneladas  a precios preferenciales, los delitos denunciados son por uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica, falsedad ideológica, uso de instrumentos falsificados y negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas. Los funcionarios públicos Renán A., Marco P., Gavino S., Álvaro M., Nelson R. y Gabriela E., que tenían los cargos de jefe de la Unidad de Comercialización, responsable de Ventas y Almacenes, técnico de Gestión (en Santa Cruz), responsable regional de Emapa en Santa Cruz, supervisor de Comercialización y la jefa de Ventas y Comercialización respectivamente, fueron aprehendidos tanto en Santa Cruz como en La Paz y puestos a disposición del Ministerio Público, que aún debe determinar los volúmenes de grano comercializado de forma irregular.

Arce señaló que a Almendras se lo ha denunciado por falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

A su vez, Eugenio Rojas, ministro  de Desarrollo Productivo, explicó que Almendras creó una asociación de 15 personas que se beneficiaban del maíz a un menor precio. Las personas que supuestamente representaban a las granjas, en algunos casos, no existían y no compraban a Emapa, por lo que el único beneficiado era Almendras.

“Los funcionarios involucrados son los que están relacionados con la Unidad de Compra y Almacenes y la pregunta es porqué tenían que vender a un supuesto representante de varias granjas sin confirmar eso. Además, Almendras tiene antecedentes de haber realizado otras estafas y se sospecha que existía algún grado de relación con los funcionarios denunciados, por eso pudo concretar las compras”, subrayó el ministro.

¿Cómo operaban? 
Uno de los afectados por la falsedad de sus datos es el productor avícola Mario Justiniano, que detalló cómo funcionarios de Emapa Santa Cruz, usando los vehículos oficiales, llegaron hasta su propiedad, tomaron fotos y entrevistaron a sus empleados para preguntarles la cantidad de maíz que utilizaban y cuántos pollos se producía en el lugar.

Justiniano explicó que lo mismo hicieron a sus hermanos, José Luis Justiniano, que tiene en la misma zona una granja productora de cerdos, y  Luis Alberto Justiniano, que se dedica a la actividad ganadera.

“Se inventaron un RAU y una inscripción del Senasag para poner mi nombre y el de mis dos hermanos con el fin de comprar cada mes entre 80 y 120 toneladas de maíz por un año. Esa es la información que me mostraron las personas que están investigando. Es una carpeta grande donde está mi nombre”, dijo Justiniano, a tiempo de precisar que él jamás compró un grano a Emapa porque no cumplía con los requisitos que exigía la empresa estatal, y era que debía estar registrado en el Régimen Agropecuario Unificado (RAU) y contar con una inscripción en el  Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), ambos documentos aún en trámites.

Se pudo saber que el mismo sistema fue utilizado para suplantar la identidad de otros grandes productores de pollo y cerdo de Santa Cruz, que precisan del maíz para alimentar a sus animales.

Decepción y preocupación 

Freddy Suárez, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), sostuvo que la noticia es decepcionante, más para una empresa que fue concebida para apoyar a los pequeños y medianos productores del país mediante la venta subvencionada de distintos insumos agropecuarios.

El dirigente detalló que lo que siempre se criticó fue el sistema de compraventa que utilizaba Emapa, pues, a su criterio, dejaba un margen para la corrupción.
“Comprar y pagar más caro con el propósito de apoyar a los productores, para luego vender más barato a los que necesitaban el producto, era un sistema muy peligroso, pues muchos compraban un maíz barato, para luego revenderlo más caro”, precisó Suárez.

Cabe señalar que en la actualidad Emapa estaba pagando a los productores el quintal de maíz a Bs 80 y lo vendía a los avicultores y porcinocultores a Bs 58,50, cuando en el mercado hace algunos meses el producto llegó a costar hasta Bs 100.

Para Isidoro Barrientos, presidente  de la Cámara Agropecuaria del Pequeño Productor del Oriente (Cappo), lo sucedido en Emapa es preocupante, pues la empresa se constituye en una gran ayuda para los pequeños y medianos productores.

“Preocupa que la ilegalidad afecte el desarrollo de una entidad destinada a apoyar al agro. Más no puedo decir, porque recién me entero de este asunto”, sostuvo Barrientos.
 

Emapa ya lleva diez años trabajando en el campo, fue creada para apoyar la producción de alimentos

El Decreto Supremo 29230 del 15 de agosto de 2007 determinó la creación de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), como firma pública que iba a funcionar bajo tuición de los ministerios de Desarrollo Productivo y de Medio Ambiente.

En el decreto se indicaba que Emapa tiene por objeto apoyar la producción agropecuaria, contribuir a la estabilización del mercado de productos agropecuarios y a la comercialización de la producción del agricultor.

En el tercer artículo se indica que la nueva institucion tendría como principales actividades la compra-venta de insumos agropecuarios, compra de productos agropecuarios, transformación básica de la producción y su comercialización, prestación de servicios para el sistema de producción, prestar asistencia técnica, alquiler de maquinaria, almacenamiento y otros relacionados con la producción agropecuaria. El patrimonio inicial de Emapa fue de Bs 192 millones.

En la actualidad ya cumplió diez años, tiempo en el que acopió más de 2,4 millones de toneladas de granos de maíz, trigo y arroz para abastecer al mercado interno y según Rojas provee anualmente al menos el 50% de las 750.000 toneladas de granos que demanda el agro boliviano.

En la jornada

Atención normal
En la regional de Emapa Santa Cruz, los pocos trabajadores que estaban en el lugar indicaron que no sabían nada del tema y que el responsable distrital se encontraba de viaje.

Sin datos
En la zona sur de La Paz donde funciona la central de Emapa, los funcionarios dijeron no conocer el supuesto acto de corrupción realizado en Santa Cruz e indicaron que la atención al público era normal.

Avance legal
El Ministerio Público a medida que investigue el caso deberá definir cuál es la situación legal de los seis funcionarios que están aprehendidos.



En esta nota



e-planning ad