ECONOMÍA

Contraloría fiscaliza estados financieros de empresas públicas


La entidad espera conocer la información financiera y el cumplimiento de objetivos. Oposición pide más acción

La azucarera estatal en San Buenaventura, del norte de La Paz, tiene el desafío de producir a gran escala

16/08/2017

La Subcontraloría de Empresas Públicas ha ingresado a fiscalizar desde el año pasado los estados financieros de las entidades estatales para ejercer control gubernamental en base a la ley 466 (Ley de la Empresa Pública). Aunque la tarea aún no llegó a todas, la oposición exige un accionar más práctico de las que están funcionando mal para evitar el gasto de recursos públicos innecesarios.

“La Subcontraloría tiene la función de revisar los estados financieros de las empresas públicas a partir de las auditorías externas de firmas privadas. El año pasado se recibió alrededor de nueve estados financieros que fueron evaluadas. Este año recibimos 17 informes. Estamos en proceso de ver cómo van a ser los planes que tienen estas empresas para el cumplimiento de sus objetivos de gestión a partir de las acciones, resultados y metas que nos plantea la  ley 777”, explicó el subcontralor, Wilmer Vargas.

Vargas dijo que, por ahora, el conjunto de los informes recibidos por las auditorías privada, establecen que no hay desviaciones contables de las empresas. “Pero hemos observado deficiencias en el trabajo de las auditorías”, señaló, indicando que con esos informes, se evaluará la pertinencia de realizar auditorías especiales.

Mal de empresas
El diputado de oposición (UD) Amilcar Barral manifestó que la entidad debería actuar directamente ante problemas específicos. Ejemplificó la situación problemática de la Empresa Quipus, que produce, ensambla y comercializa productos tecnológicos.

“Esperamos que esta institución no sea nada más para dar pegas a más masistas, sino que vayan y revisen si las empresas están siendo rentables. Si no, los bolivianos vamos a seguir pagando impuestos para seguir perdiendo plata”, dijo.

El diputado viene denunciando desde principios de año que Quipus invirtió casi Bs 500 millones, de los que habría recuperado solo 5, pero que su gasto operativo de la empresa suma Bs 10 millones por año, por lo que “no tiene ganancias”.

En una entrevista televisiva, el exministro de Economía Luis Arce opinó que a Quipus “hay que ponerle mucho énfasis en una visión tecnológica y de sostenibilidad de ventas” y aunque el resto de las empresas estatales están bien, tienen “que entrar al mercado a competir con el sector privado”.  



En esta nota



e-planning ad