santa cruz

Choferes denuncian cobros en talleres de GNV


El trasporte libre de Santa Cruz realizó la denuncia este jueves, pedirán reunirse con autoridades de la ANH. Advierten con movilizaciones si los cobros ilegales continúan

En los talleres de recalificación se están registrando largas filas de vehículos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

31/03/2016

Fernando Gonzales Camacho, dirigente del transporte libre de Santa Cruz, denunció que la explosión de un cilindro de gas natural vehicular (GNV) en un surtidor está siendo utilizado por los talleres recalificadores para, presuntamente, extorsionar y hacer cobros irregulares a sus afiliados.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) los vehículos que tengan sus cilindros sin hacerlos recalificar no podrán cargar GNV, y en abril al menos 3.000 vehículos se verán afectados mientras no pasen por los talleres recalificadores.

“En Santa Cruz solo hay tres talleres recalificadores para atender a 60.000 vehículos del transporte público y cobran a nuestros afiliados entre 600 a 1.000 bolivianos. Ahora nuestros afiliados están haciendo filas para hacer recalificar sus cilindros y poder habilitarlos para cargar GNV”, denunció Gonzales.

Añadió que enviarán una nota al director regional de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para solicitar una reunión y tratar de hallar una solución a este conflicto que está acarreando pérdidas al sector del autotransporte; caso contrario, advirtió que analizarán pedir un resarcimiento económico a sus afiliados.

El transporte urbano, interprovincial e intermunicipal realiza un aporte de 20 centavos de bolivianos por metro cúbico de GNV.

“Aportamos entre 8 a 10 bolivianos por movilidad, hablamos de una recaudación entre 4 a 5 millones de bolivianos diarios, de 12 a 15 millones mensuales, 155 millones al año”, acotó el dirigente del autotransporte libre de la ciudad de Santa Cruz.

Este medio intentó comunicarse con la Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular en Santa Cruz; sin embargo, nos informaron que la institución se habría cambiado de dirección y que en el lugar funciona un taller de recalibración y negaron el supuesto cobro irregular que denunciaron los transportistas. 



 




En esta nota