ECONOMÍA

COB descarta paro y da nuevo plazo al Gobierno


El ampliado de la dirigencia decidió esperar 15 días para que las autoridades den solución al caso de los trabajadores de la desaparecida Enatex

Las conversaciones de ayer en la Vicepresidencia no prosperaron y mañana los obreros definirán medidas de presión
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/07/2016

El ampliado de la Central Obrera Boliviana (COB) finalmente no decidió no ir al paro general indefinido y se decidió dar un plazo de 15 días para que el Gobierno solucione la situación de los extrabajadores de la desaparecida fábrica textil Enatex.

René Ticona, dirigente de los extrabajadores, en declaraciones a la red Erbol lamentó que no se haya decidido asumir medidas de presión para que se logre una verdadera solución.

El representante sindical aseguró que organizaciones sociales con "fuerte compromiso con el Gobierno" impidieron que se vaya al paro, entre ellas mencionó al magisterio, el sector de la construcción y los campesinos.

La COB también se declaró en "emergencia permanente" un hecho que en criterio de Ticona no se explica muy bien ya que lo que se necesitaba era mostrar en las calles el descontento de la clase obrera.

Lo que piden es que los 180 extrabajadores de Enatex sean recontratados en la nueva empresa o reinsertados en otras empresas estatales, el Gobierno asegura la imposibilidad de recontratar a todos.

Gobierno llama al diálogo

Por su parte, el Gobierno convocó este lunes a la Central Obrera Boliviana (COB) a reinstalar el diálogo en mesas de trabajo para viabilizar soluciones al conflicto generado por el cierre de Enatex y a la situación laboral de los 180 trabajadores despedidos, según señala ANF.

La carta fue enviada por el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana. "Invitamos a la COB a instalar las mesas de trabajo en el menor tiempo posible para abordar el tratamiento de las normas que permitan lograr mayores beneficios para los trabajadores", dice la carta dirigida a la organización.

Quintana les recuerda que el vicepresidente Álvaro García Linera en el último encuentro planteó al menos cinco temas para solucionar la situación de los trabajadores despedidos de Enatex y que no cobraron su finiquito en el Ministerio de Trabajo.

Las autoridades propusieron incorporar de manera inmediata a una fuente laboral en el marco de la Ley General de Trabajo, a las personas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad como madres y padres en estado de gestación o de personas con discapacidad o que estén en situación de jubilación.

Asimismo, aplicar la política de inserción laboral con preferencia a las mujeres; facilidades para acceder a créditos para iniciativas de emprendimientos productivos; ubicar a los trabajadores en proyectos que el Gobierno esté implementando y acceso al plan de vivienda social.



 




En esta nota