inversión

Bolivia ya tiene ley de Arbitraje y Conciliación


El procurador general del Estado dijo que la nueva norma valora a los inversionistas, respeta la propiedad privada y recupera valores de la Constitución Política del Estado

El presidente Evo Morales tras la promulgación de la Ley de Conciliación entregó el documento al presidente de los empresarios privados de Bolivia

25/06/2015

El presidente Evo Morales promulgó este jueves la Ley 708 de Conciliación y Arbitraje Internacional, que garantiza la inversión estatal y privada tanto la nacional como la extranjera. El acto contó con la presencia de autoridades del Gobierno y de los empresarios privados de Bolivia, que aguardaban con ansias la norma.

Héctor Arce Zaconeta, procurador general del Estado, explicó que esta ley establece un régimen que defiende la soberanía del Estado, se constituye en una nueva estructura legal que vela por los intereses del país, pero también valora a los sectores sanos de la empresa privada, sea nacional o extranjera.

“Esta nueva norma perfeccionará los mecanismos de solución de controversias alternativos a la administración de justicia. La ley genera una sana convivencia entre bolivianos, damos fuerza ejecutiva a la conciliación y le damos vida a un mecanismo de solución de controversias profundamente importante para la vida cotidiana de todos los sectores de la nacionalidad boliviana”, aseguró Arce Zaconeta.

Bolivia garantiza la seguridad jurídica

El presidente Evo Morales, tras rubricar el documento, dijo que esta nueva norma dignifica a los bolivianos y garantiza la seguridad jurídica.

“Son leyes que garantizan la inversión, ahora ningún sector empresarial puede quejarse que en Bolivia no hay garantías, que no hay seguridad jurídica, está garantizado”, ratificó Morales.

La ley da paso a la conciliación extrajudicial como un medio alternativo a la justicia ordinaria, basada en voluntariedad, flexibilidad, oralidad para que las partes resuelvan su conflicto y para que el acuerdo de los interesados sea garantizado.

El acta de conciliación tendrá efecto de cosa juzgada y se recurrirá al auxilio judicial como último recurso, solo en caso de incumplimiento. Además incorpora la figura de autoridad nominadora para el nombramiento de árbitros.

Los plazos del arbitraje pueden ampliarse o reducirse conforme la voluntad de las partes, el arbitraje puede iniciarse antes o durante un proceso judicial.

,


En esta nota



e-planning ad