ECONOMÍA

Brasil se sube al vagón del tren bioceánico y Bolivia reafirma la venta de gas


Se precisa una inversión de entre $us 10.000 y 14.000 millones. Se busca unir el puerto Atlántico de Santos (Brasil) con el peruano Ilo (Pacífico) pasando por el país

En la cita se dejó de lado el tema espinosos de Venezuela para no evitar la fricción

06/12/2017

A pesar de las diferencias ideológicas y de la distancia política, el calor de los proyectos de infraestructura y logística de transporte, de energía y de control de la frontera generó el deshielo entre los presidentes de Brasil y Bolivia, Michel Temer y Juan Evo Morales, respectivamente.
El año pasado, Morales había calificado de un “golpe congresista y judicial” el impeachment que llevó a Temer al poder.

Sin embargo, durante la reunión que los jefes de Estado mantuvieron ayer en Brasilia (Brasil), acordaron mediante la firma de un Memorando de Entendimiento  la creación de un grupo de trabajo binacional que se encargará de montar las bases del futuro corredor ferroviario Bioceánico.
  "Avanzar en este tren está en nuestras manos. Con esto ganamos todos: acortamos tiempos, acortamos distancias, reducimos costos, venderemos mucho mejor nuestros productos. Y esa es la verdadera integración", afirmó Morales, mientras Temer complementó y sostuvo que  “la integración física es fundamental. La conexión ferroviaria facilitará el transporte de productos y generará más prosperidad para nuestros pueblos”.

Dicho proyecto, considerado como de importancia estratégica en la región, prevé la futura construcción de un ferrocarril entre los puertos de Santos, en el litoral Atlántico brasileño, e Ilo, en el Pacífico peruano, a través del territorio boliviano. También  se apunta a vincular en una segunda fase a Paraguay y Argentina.

La importancia de la obra
Con una extensión de 4.700 kilómetros y una inversión que oscilará entre los $us 10.000 y 14.000 millones, se calcula que el ferrocarril bioceánico en 2021 tendrá una capacidad de carga  anual  de 9.975. 918 toneladas y que para 2055 la misma se incrementará a 24.276.698 toneladas, y que si el mismo traslada pasajeros, las cifras indican que a 2021 llevará cada año 6,1 millones de personas, mientras que en 2055 el número será de 13,3 millones.

Por ello, Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, remarcó que es una excelente noticia que Brasil se sume a este proyecto porque así tendrá razón de ser.
Rojo subrayó que contar con otra opción para exportar permitirá mejorar los costos, pues, a su criterio, el transporte en tren es dos veces más barato que el que se realiza en camiones.

A su vez, Oswaldo Barriga, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, sostuvo que con esta obra se consolida a Bolivia como el centro de distribución física y que su construcción debe estar a cargo de empresas especializadas que garanticen la calidad de la obra.
Sobre el tiempo de conclusión de la obra, Milton Claros, ministro de Obras Públicas, en un programa televisivo de Cadena A, sostuvo que se tardará unos cinco años, pues se debe trabajar en los temas aduaneros y migratorios.
En cuanto a la participación chilena en este proyecto, Claros indicó que será bienvenida.

¿Y el gas natural?

Morales también aprovechó para mantener una reunión  con los gobernadores brasileños de Acre, Rondonia, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, para conformar  cuatro comisiones de trabajo que verán temas como la compraventa de gas, urea y sal para la firma de acuerdos el 30 de enero, que se realizará  en  Puerto Ustárez (Beni),  en la que será invitado Temer.

Morales, en contacto con la radio Patria Nueva, sostuvo que también hay interés de estados brasileños, como Santa Catarina, Paraná y Rio Grande do Sul, en comprar entre 10 y 12 millones de metros cúbicos de gas día a mejores precios que los actuales a partir de 2019.

En detalle 

Compromisos
El Plan de Trabajo también compromete a ambos países en la adecuación de las instalaciones existentes en la frontera Brasil-Bolivia para la integración ferroviaria entre los dos países y las necesidades futuras. En cuanto a los recursos, se acordó que cada país se haga cargo de acuerdo con su capacidad prespuestaria. 

Control
También firmó un acuerdo de cooperación policial destinado a mejorar la prevención y la lucha contra el crimen organizado transnacional y cualquier otra manifestación delictiva.

Participantes
El memorando fue suscrito por el ministro brasileño de Transportes, Puertos y Aviación Civil, Maurício Quintella Lessa, y por el titular de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros.



 




En esta nota