ECONOMÍA

Bolivia y Alemania acuerdan industrializar el salar de Uyuni con cuatro proyectos


Se invertirán alrededor de $us 1.200 millones. Hasta el 2022, la alianza YLB-ACI debe edificar las plantas de hidróxido de litio, hidróxido de magnesio, cátodos y de baterías de litio. Además se abrirá el mercado para los productos industrializados


El Ejecutivo pidió a YLB apurar los proyectos de industrialización que se tienen en el área del litio
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

06/10/2018

Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la firma alemana ACI Systems GmbH suscribieron ayer viernes la Minuta de Constitución de la Sociedad Mixta YLB-ACI Systems para la industrialización del Litio en Bolivia en el salar de Uyuni (Potosí). La alianza erigirá en tres años las plantas de hidróxido de litio, hidróxido de magnesio, la planta de cátodos y de baterías de litio. La inversión será de al menos $us 1.200 millones y la producción será para el mercado alemán en primera instancia.

El acto se llevó a cabo en la Casa Grande del Pueblo de la sede de Gobierno, con la presencia del vicepresidente Álvaro García Linera, el ministro de Economía del Estado, Federado de Turingia, Wolfgang Tiefensee y el embajador Matthias Sonn. La firma la realizó el gerente ejecutivo de YLB, Juan Carlos Montenegro, YLB y Wolfgang Schmutz, gerente representante de ACI Systems.

“A mediados del 2021, esta asociación boliviano-alemana tiene que estar funcionando y vendiendo ya al mercado alemán, el conjunto de sus productos extraídos de las salmueras residuales: su hidróxido de litio, sus cátodos, sus baterías de litio y su hidróxido de magnesio. La inversión aproximada es de $us 1.200 millones. El 51% se hace cargo el Estado boliviano, el 49% la empresa ACI alemana”, explicó García Linera, durante el acto.



Estructura de los proyectos

El trabajo técnico se inició con la elaboración del “avance del proyecto” (scoping) que incluye el diseño conceptual, procesos, estudio aproximado de costos, comparación de variables, oportunidades adicionales y estudio de mercado.

Lo primero que se va a encumbrar es la planta de hidróxido de litio. Se calcula una producción de cerca de 37.000 a 40.000 toneladas (t)/año. La inversión va a definirse en los siguientes meses, dependiendo de las características de las salmueras residuales de cerca de $us 350 millones.

Luego crecerá la planta industrial de cátodos y una planta industrial de baterías, con parte de la producción de hidróxido de litio (10.000 t), con cerca de $us 900 millones de inversión. Se prevé que abastecerá anualmente unos 400.000 vehículos eléctricos. Las restantes toneladas de hidróxido de litio van a ser exportadas.



En paralelo se edificará la planta industrial de hidróxido de magnesio, de aproximadamente 60 a 80.000 t y una inversión de al menos $us 60 millones.

Tecnología

Wolfgang Tiefensee destacó en el acto de ayer que el objetivo de ACI Systems es implementar los estándares tecnológicos más altos y cuidar el medioambiente para encarar la industrialización del litio en Bolivia.

“Queremos que se pueda trabajar con los recursos naturales de manera inteligente y estratégica y podamos lograr un valor agregado en beneficio para el pueblo de Bolivia”, señaló.

Hace unos meses se conoció que la minera Macusani Yellowcake, halló un yacimiento de litio y uranio en un lago prehistórico cubierto de lava en la región andina de Puno (Perú). El experto boliviano en litio Juan Carlos Zuleta dijo en ese entonces que con el descubrimiento Perú puede llegar a ser una gran competencia para el litio boliviano, ya que Bolivia demoró una década en construir sus plantas.



Hacia los salares

Por otro lado, el vicepresidente informó que el Gobierno tiene la intención de seguir con la industrialización de las riquezas de los salares de Coipasa y Pastos Grandes, con el objetivo de producir hidróxido de litio, sulfato de potasio, ácido bórico y litio metálico, en similares condiciones en las que se industrializa el litio del salar de Uyuni.

“¿Qué queremos extraer de estos dos salares? Hidróxido de litio, como lo estamos haciendo con ACI. Sulfato de potasio, ácido bórico y litio metálico”, señaló.