economía

Bolivia negocia el gas con privados brasileños


El vicepresidente Álvaro García Linera informó este lunes que desde hace ocho meses el Gobierno negocia con una empresa privada para vender gas a Cuiabá

Construida en más de 74 hectáreas, la Planta Gran Chaco podrá procesar 32,2 millones de metros cúbicos día de gas natural, para producir 2.247 toneladas métricas día de GLP
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/09/2016

El Gobierno boliviano desde hace ocho meses empezó a negociar con empresas privadas brasileñas la venta de gas a Cuiabá, después de que el gobierno de Michel Temer resolvió liberar a las empresas privadas para la comercialización de gas y reducir la participación de Petrobras en este negocio.

"Estamos negociando desde hace ocho meses la venta de gas a Cuiabá, ya no es Petrobras, es una empresa privada. Ellos quieren comprar gas incluso por encima del precio que ahora nos paga Brasil y Petrobras", declaró el vicepresidente Álvaro García Linera.

Desde Brasil, se informó que el gobierno del presidente Temer afina una estrategia para relegar la participación de Petrobras en el mercado brasileño y perfila un nuevo contrato por la mitad del volumen de gas natural que actualmente importa de Bolivia.

"Lo que dijo el presidente Temer es que la empresa Petrobras ya no comprará tanto gas a Bolivia, ojo como empresa Petrobras, porque va a liberar a las empresas privadas que comercializan el gas a que ellas puedan comprar. Hay una especie de privatización de la compra de gas", declaró el vicepresidente.

Con esta nueva estrategia del Gobierno brasileño, Bolivia deberá negociar con varias empresas privadas la exportación de gas, negocio que estaba centralizado con la estatal petrolera, Petrobras.

García Linera habla de que la oferta en términos de precios incluso es mayor al precio de venta a Brasil y Argentina. "Somos optimistas, vamos a seguir vendiendo buenos volúmenes de gas, pero ya no habrá un solo comprador en Brasil", declaró la autoridad.

Bolivia busca la ampliación del contrato de venta de gas con Brasil, que fue suscrito en 1996 y que tiene vigencia hasta el 2019. Este contrato que está a punto de terminar establece que se venderá un mínimo de 24 millones de metros cúbicos diarios y un máximo de 30,08 millones de metros cúbicos.
?



 




En esta nota