ECONOMÍA

BFC pone su carne ‘en el asador’ y apunta al extranjero


A pocos meses de su incursión, el frigorífico concretó la salida de su primera carga de carne boliviana al mercado internacional y busca fortalecer al sector ganadero en la región


Los operarios de la planta ignaciana realizaron ayer el primer despacho de carne nacional
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/11/2018

El engorde de la industria cárnica chiquitana empieza a levantar sus primeros números positivos y pone la mira en el extranjero. El frigorífico BFC, empresa boliviana de capital paraguayo, toma la rienda del avance de la exportación de carne nacional hacia nuevos mercados. En esta ocasión 25 toneladas de carne boliviana tienen como destino a Asia, específicamente a los puertos de Vietnam.

La carga emprendió rumbo ayer ante la presencia de los 230 trabajadores de la planta de BFC en el municipio cruceño de San Ignacio de Velasco, hecho que no pasa desapercibido por el sector ganadero chiquitano que ya cuenta con medio millón de cabezas a disposición solo en el municipio, según la dirigencia de Agasiv.

La empresa no avanza sola. Fuera de las fronteras de Bolivia cuenta con el respaldo de su padre; el Frigorífico Concepción, un gigante del mercado regional que presume de ser el principal exportador de carne paraguaya con 2.400 reses faenadas por día y con un movimiento económica que registra la cifra de $us 450 millones, según el asesor financiero y bancario de BFC, Mario Tejada.



La corporación paraguaya es responsable de traer nuevas tecnologías para el despegue de BFC en el país. Asimismo, la empresa cuenta con el visto bueno sectorial y apunta a generar un empuje colectivo que evolucione a los actores de la cadena productiva, de acuerdo con el gerente general, Alessandro Magno.

“Para nosotros Bolivia es una oportunidad. Llegamos en un momento justo donde existe una impresión muy grande sobre el mercado nacional y apostamos a empezar de cero en un país que nos ha recibido con las puertas abiertas”, expresó Magno.



 




En esta nota