ECONOMÍA

Avícolas arrastran pérdidas por $us 180 millones; valor del kilo de pollo cae a Bs 8


En 2018, durante nueve meses los avicultores del país registraron una merma en sus ingresos de $us 20 millones al mes. En los mercados, a pesar del menor precio del alimento, la venta disminuye. El Senasag aclara que no ve el tema de los costos


La tendencia a la baja en el precio del alimento no acompaña en un incremento en su demanda
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/01/2019

El escenario en el sector avícola no es uno de los mejores en este inicio de año debido a que sigue arrastrando viejos problemas que en 2018 le generaron una pérdida, a escala nacional, de $us 180 millones, una tendencia que apunta a repetirse en la presente gestión debido a que el precio del kilo de la carne de pollo está en franca picada. Ayer, en la pizarra de los mercados cerró a Bs 8.

Abundancia es lo que se observa en los distintos puestos de venta del viejo Abasto y del mercado Mutualista. Pollos de Mairana, de las marcas tradicionales y pollos criollos son los que copan la oferta.

Grandes carteles con costos que van desde Bs 7,99 hasta Bs 9 son las estrategias de los vendedores para llamar la atención de los clientes que de forma indiferente miran los precios y optan por comprar cerdo o res.



Susana Pacheco, ofrece el kilo de pollo al por mayor y al menor en Bs 8, pero ni así logra vender las 50 unidades por día, que lograba colocar en enero de 2018.

“No se qué pasa, pero en estos días apenas vendo unos 30 pollos y así estamos todos los polleros”, explicó la comerciante que tiene un pequeño local de venta en el Abasto viejo.

El panorama es similar en el mercado Mutualista, que se caracteriza por tener productos seleccionados. En sus pasillos el kilo de pollo de industrias avícolas y de granjas de provincias se vende entre Bs 9,50 y 10.

Arturo López, con voz cansada de tanto gritar y ofrecer el producto, tiene su propia explicación y es que las personas van variando en sus gustos y ahora están consumiendo más la carne de cerdo.



“Estoy vendiendo unos 40 pollos menos por día, el año pasado llegaba a ofrecer unos 80 diariamente, por eso decidí achicar mi puesto de pollo y probar con el chancho y mal no me va”, dijo Arturo.

Agustín Jiménez, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, sostuvo que muchas veces la conducta del consumidor no está relacionada directamente con el valor del producto, pues hay otros factores que determinan la decisión final del consumidor.

Sobre la sobreoferta de carne de pollo, Jiménez sostuvo que eso demuestra que el mercado interno es pequeño para absorber esta sobreproducción y que se hace necesario mirar en otras plazas del exterior que tienen una mayor demanda y un mejor precio de compra.

Para el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, para darle una solución a la problemática del sector avícola se debe combatir la ilegalidad que generan los informales, a través de una competencia desleal, a los productores formales que apuestan por invertir para producir alimento arriesgando su patrimonio. Desde su punto de vista, la liberación de excedentes a mercados del exterior es otra solución, a corto plazo, venciendo las barreras sanitarias.

Pérdida sectorial



Wiston Ortiz, vicepresidente de la Federación Nacional de Avicultores y presidente de la Asociación de Avicultores Parrilleros (Avipar), indicó que desde 2018 el sector registra un pérdida, a escala nacional de $us 20 millones al mes y detalló que si se toma en cuenta que durante esa gestión solo en tres meses hubo una ganancia y los nueve restantes, debido a los bajos precios, fueron pérdidas, las mismas llegaron a los $us 180 millones.

Ortiz hizo notar que a los productores el kilo vivo se le está pagando entre Bs 5 y 5,50, cuando el costo de producción es de Bs 8,20. “Esta situación es insostenible ya que al consumidor final se le está cobrando Bs 8 el kilo. Consideramos que esta situación es producto de un mal trabajo del Senasag que no hizo cumplir ciertos acuerdos como la pausa administrativa, la clausura de mataderos ilegales y la fijación de costos mínimos para la producción de pollos”, dijo Ortiz.

El dirigente señaló que están en emergencia y por ello analizan realizar distintas medidas de presión si el Gobierno no encuentra una salida al problema.

La mirada oficial

En relación al precio de la carne de pollo, la directora general de Producción, Agropecuaria y Soberanía Alimentaria del Viceministerio de Desarrollo Rural y Agropecuario, María de los Ángeles Carvajal, sostuvo que en el eje troncal del país, este se mantiene estable, siendo que actualmente alcanza a Bs 12,51 el kilo para La Paz; Bs 12,37 el kilo para Cochabamba y Bs 11,83 el kilo en Santa Cruz. “Cabe subrayar que el precio de la carne de pollo se rige de acuerdo al comportamiento del mercado (oferta y demanda)”, puntualizó la autoridad e hizo notar que por un pedido de los avicultores de Santa Cruz la reunión que estaba pactada para enero fue postergada para la segunda quincena de febrero.

Javier Suárez, director del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), reiteró que la entidad solo se dedica al tema de la seguridad sanitaria y no participa en el tema de los precios.

Suárez sostuvo que en cuanto a la clausura de los mataderos ilegales, es una actividad que la vienen realizando regularmente, pero que muchas veces el mismo productor recurre a estos centros por los bajos costos, provocando que el trabajo del Senasag sea poco efectivo.

Para el funcionario la unidad del sector avícola es clave para superar el actual problema.