economía

Atajados se secan y crece muerte de ganado en Beni


El sector ganadero estima que han muerto 32.000 bovinos. El Gobierno dota equipos de perforación de pozos de agua. Piden sales minerales, vitaminas y antibióticos

FADFFDFSDFSDF
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/09/2016

La prolongada sequía continúa pasando factura al sector pecuario de Beni. A decir del presidente de Federación de Ganaderos de este departamento, Abdón Nacif, el agua de las pozas, los atajados y reservorios naturales se han agotado, lo que está provocando mayor mortandad de bovinos. En el último mes, según dijo, las muertes pasaron de 30.000 a 32.000 animales.

Nacif indicó que Cercado, Mamoré, Exaltación e Iténez son las provincias que registran el mayor porcentaje de mortandad animal. Indicó que el mayor problema es la falta de agua. "Dos lluvias aliviaron, en parte, la alimentación porque el pasto está reverdeciendo", dijo.

No obstante, Nacif dijo que el Gobierno envió un equipo de perforación de pozos de agua que, por la emergencia, está privilegiando la excavación en comunidades de San Ramón que no cuentan con agua para el consumo humano. Dijo que una vez atiendan las necesidades de esta población, el camión se trasladará a predios pecuarios para continuar con la actividad de perforación.

El dirigente ganadero indicó que, además de agua, el sector requiere la dotación urgente de sales minerales, vitaminas y antibióticos para suministrar a los animales del hato que registra pérdida de peso, que está deshidrato y qué está padeciendo enfermedades.  



 




En esta nota