ECONOMÍA

Aguaí, entre los grandes actores de la industria cañera mundial


La firma boliviana apuesta por el desarrollo de los biocombustibles. En Brasil, el mayor exportador de azúcar, destacaron la tecnología que usa la fábrica boliviana

Directivos de la compañía recibieron el premio ‘Sugar Mill Of The Year’, en San Pablo, Brasil, una de las ciudades más importantes de la región

08/11/2017

El 6 de noviembre de 2017 marcará un hito en la historia de la agroindustria en Bolivia. Por primera vez el Master Cana reconoció como el mejor ingenio azucarero del año (Sugar Mill of the Year, por sus siglas en inglés) a una empresa no brasileña.

El ingenio Aguaí, fue el elegido por encima de más de 400 industrias afianzadas en Brasil, gran productor de azúcar, que tiene en sus manos el 60% del mercado mundial. Con cinco años de operación es el más moderno de Bolivia y de Sudamérica, según un selecto grupo de especialistas, a los que Pro Cana Brasil, encargó esta selección.

El premio motiva a la firma nacional que apunta a desafíos más altos: el desarrollo del etanol, o biocombustibles, como aditivo a los carburantes fósiles.

“Recibir en premio en Brasil, la meca de la industria sucroalcoholera del mundo, realmente nos llena de mucho orgullo”, afirmó Cristóbal Roda, presidente del directorio de Aguaí, al recibir el premio en un  sobrio acto realizado en el corazón industrial brasileño de San Pablo. EL DEBER fue invitado por Aguaí al acto.

Además, Roda explicó que la principal meta del grupo industrial, conformado por 16 accionistas, es tratar de convencer al Gobierno de los grandes beneficios que puede traer al país la producción de biocombustibles.

“Estamos en una desaceleración económica, esto (los biocombustibles) puede beneficiar a todo el sector empresarial,  porque la caña tiene un gran efecto multiplicador”, dijo el empresario.

Según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en los primeros ocho meses de 2017 la importación de combustibles alcanzó los $us 578 millones. Viendo estos datos, Roda insistió en que el uso del alcohol como aditivo reducirá al mínimo estas compras que  Bolivia puede producir de manera sostenible.

“Vemos a escala internacional el desarrollo de energías alternativas y Bolivia no puede quedarse fuera de esto”, precisó. 

Brasileños destacan a Aguaí

Josías Messías, director de ProCana, de los medios especializados JornalCana, el portal JornalCana, y que organiza los premios Master Cana, afirmó que Aguaí  tiene caracteristicas únicas como industria. “Primero de acuerdo a la jerga industrial comenzó como un proyecto green field (campo verde);  es decir, que partió desde la nada: sin financiamiento y solo el entusiasmo de arriesgados inversores”, resaltó.    

El jurado que eligió a Aguaí, ponderó que la planta es moderna, segura, tecnológica y sostenible. Pero un  último factor fue determinante para que la firma se llevé el galardón como el mejor de los ingenios: el uso de la carbonatación en el proceso de fabricación de azúcar.

Este proceso es diferenciado en el mundo, remplaza el uso del azufre en el blanqueamiento del azúcar. Este sistema solo se empleaba en Europa y Estados Unidos, hasta que la firma boliviana lo comenzó a usar en la región.

Pedro Isamu Mizutani, presidente del consejo de la Unión de la Industria de la Caña y Azúcar de Brasil (Única), indicó que la firma boliviana es un ejemplo para el mundo porque está contribuyendo con su novedoso sistema.

“Hallo justa la premiación, porque es bueno reconocer el trabajo que hacen empresas internacionales que operan en América  Latina”, afirmó el empresario.

Nació como alcoholera
En sus inicios, la compañía comenzó produciendo exclusivamente alcohol, pero luego incorporó la producción de azúcar en su portafolio. La industria, afincada en Santa Cruz, demoró tres años en su construcción, su inversión fue de $us 160 millones. Los recursos llegaron a través de la venta de bonos en la Bolsa Boliviana de Valores, que se comercializaron en solo 15 minutos.  



En esta nota



e-planning ad