ECONOMÍA

Adenda fija multa y avala el intercambio de gas


Oposición rechaza el pacto. Desde el Gobierno hablan de mayor integración energética con sus pares argentinos


Los ministros Sánchez y Lopetegui muestran el documento firmado el pasado jueves en Santa Cruz
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/02/2019

La cuarta adenda firmada entre Bolivia y Argentina en el contrato de compra-venta de gas natural, establece multas por el incumplimiento entre ambas partes y faculta a ambos estados a intercambiar volúmenes del combustible, permitiendo así a los dos países cumplir sus compromisos comerciales. La firma del acuerdo es observada por la oposición, porque reduce los envíos y las nominaciones. Sin embargo, el pacto es festejado por ambos gobiernos.

De hecho el ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, afirmó ayer en los micrófonos de EL DEBER Radio, que el acuerdo permitirá estabilizar las exportaciones flexibilizando los envíos. Si bien esto representa una reducción del volumen exportado se logran mejores precios.

Además, permite a ambos Estados intercambiar volúmenes de gas en diferentes mercados,- operación denominada SWAP en la jerga del sector-, usando la capacidad remanente de las plantas de acondicionamiento de gas.



Consultado si esto podría llevar a que Argentina exporte gas boliviano por Chile, Sánchez apuntó que eso no está en discusión, pero que el trato abre la posibilidad a nuevas oportunidades de negocio para ambos países.

Incluso abre la puerta de que Bolivia pueda exportar gas por los puertos de Argentina en GNL e invertir en licuefacción.

Del lado argentino, celebran porque se reducen las importaciones en $us 460 millones por los próximos dos años.

Según el Ministerio de Hacienda de ese país el contrato entre ambos países por la provisión de gas representará este año un monto de $us 1.200 millones.



“En estos últimos años, Argentina tuvo la fortuna de desarrollar recursos y reservas de gas natural, en Vaca Muerta, que permitió subir la producción. Tenemos excedentes exportables en verano, pero aún seguimos requiriendo importaciones en invierno”, dijo Gustavo Lopetegui, secretario de Energía del Gobierno argentino.

Habrá multas

Por su parte, Sánchez confirmó que existen multas en el nuevo contexto del contrato. Según la adenda, las sanciones serán de un 3% correspondiente del volumen top enviado en verano e invierno.

El nuevo esquema estableció que en verano (enero a abril y octubre a diciembre), YPBF entregará 11 millones de metros cúbicos de gas por día (MMm3/d). En los meses de mayo y septiembre el volumen ascenderá a 16 MMm3/d. Y en los meses pico del invierno, entre junio y agosto, el volumen será de 18 MMm3/d.

El senador opositor Óscar Ortiz, observó la “mala” negociación que llevó adelante Sánchez.



Cuestionó que se acepte reducir el volumen hasta la mitad y que el precio del gas se adhiera a las fluctuaciones internacionales del GNL (gas natural licuado). “Los argentinos están festejando porque ahorran millones”, dijo.