ECONOMÍA

5 claves sobre fracking, la técnica que usará YPFB y que genera dudas


La estatal petrolera anunció que se abre a un método de extracción de hidrocarburos que es poco conocido en el país. Un experto explica en qué consiste, cuáles son los pro y contras

La técnica se utiliza en países como Estados Unidos, Canadá, China y México pero está prohibida en varios estados europeos (Foto referencial)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/04/2018

A pesar de que el presidente Evo Morales destaca la necesidad de impulsar de las energías renovables, la explotación petrolera sigue siendo uno de los objetivos prioritarios del Gobierno y el pilar de la economía nacional.

En los últimos días, se concretaron nuevos proyectos de exploración y explotación petrolera: 20 nuevos contratos (y al menos dos de ellos en una Reserva Natural).

También se anunció que la millonaria inversión incluye una técnica de extracción que hasta ahora era desconocida en el país, el fracking. Y como lo nuevo siempre genera dudas, EL DEBER consultó con un experto cómo es este proceso de fracking, o fracturación hidráulica, y cuáles son sus pros y contras.

1. Permite extraer hidrocarburos de manera ‘no convencional’
El desarrollo de la perforación direccional y el fracking ha permitido producir hidrocarburos de formaciones conocidas como shale, formaciones con porosidad y permeabilidad muy baja. El fracking es una técnica de estimulación que genera canales (conocidos como fracturas) para incrementar la permeabilidad del reservorio, lo que facilitará la extracción de hidrocarburos del subsuelo. 

2. Se necesita agua
Para utilizar esta tecnología se requiere un elevado volúmen de agua, mezclado con arena, o algún otro agente apuntalante, y otros componentes químicos, que se bombea desde superficie hacia la formación, a altísimas presiones. 

3. No contaminaría acuíferos
En áreas donde los reservorios de hidrocarburos están cerca de la superficie, se podría contaminar fuentes de agua subterráneas. Sin embargo, en Bolivia las formaciones desde donde se pretende producir se encuentran a profundidades mayores a 3.000 metros, por lo cual el riesgo de contaminación es prácticamente nulo.

4. Si genera sismos, no los sentiríamos
El fracking produce habitualmente microsismos que son demasiado pequeños para ser detectados excepto por aparatos de medida de precisión. Estos eventos se pueden utilizar para obtener un registro vertical y horizontal de la fractura. En muy contadas ocasiones se han sentido eventos de sismicidad inducida por el fracturamiento hidráulico, que han sido capaces de ser percibidos por la población.

5. Contaminación ambiental
En Bolivia hay poco riesgo de contaminación de aguas subterráneas, sin embargo los daños ambientales son similares a los de cualquier campo hidrocarburífero: contaminación atmosférica, emisión de gases de efecto invernadero, deforestación y otros, a los que se tiene que sumar el elevado consumo de que la técnica requiere.

 



 




En esta nota