DINERO

Trabajadores se sienten como en familia y motivados a crecer


Ambiente. Miembros de algunas empresas consideradas ‘mejores lugares para trabajar’ destacan los beneficios y oportunidades de desarrollo personal y profesional que reciben 


14/11/2017

Desde que comenzó su nuevo trabajo Carmiña García ha notado un cambio. Se siente a gusto, como en familia, con las múltiples atenciones recibidas que según dice hacen más agradable su ambiente laboral y la motivan a trabajar con mayor entusiasmo.  

“Soy nueva, empecé este año  en esta empresa y desde un inicio noté la atención especial que dan al recurso humano. Aquí te dan detalles hasta por el día del niño para que no olvidemos nuestro niño interior, te festejan tu cumpleaños y otras fechas, pagan puntuales y dan varias atenciones al trabajador para que se sienta bien”, relata García quien labura en el área Comercial de la empresa de tecnología TeCorp.
En su opinión, esos son gestos valiosos. “Así no te hacen sentir como una máquina sino como un ser humano, como el activo más importante de la compañía”, dice.

Así como ella, otros funcionarios de las empresas que se encuentran entre ‘los mejores lugares para trabajar en Bolivia’,  según el ranking de Great Place to Work (GPTW), perciben con optimismo su jornada laboral. 

Lilibeth Gutiérrez, quien trabaja desde hace siete años en Farmacias Chávez, destaca el apoyo al desarrollo profesional y personal que reciben allí. 

“Empecé como cajera y luego fui ascendiendo y asumiendo nuevas responsabilidades. Nos capacitaron, estudié una carrera y me dieron la oportunidad de hacer prácticas en el área administrativa; ahora soy jefa de recursos humanos”, explica Gutiérrez. 
A la hora de describir su fuente laboral señala: “Es mi vida, me siento como en familia. En la empresa siempre están con vos en las buenas y malas. Se cuida la responsabilidad social interna. Se realizan campañas de salud todo el tiempo, se da apoyo en estudios y otros beneficios”, indica.

Un equilibrio necesario
Es importante que toda empresa cuide el desarrollo integral de sus colaboradores  ya que así logra mayor compromiso, productividad, orientación al logro, sentido de orgullo, camaradería y otros beneficios,  observa Carina Rivero, presidenta de la Asociación Boliviana de Gestión Humana (Asobogh).

La vida personal, familiar y laboral son importantes para todo ser humano, por eso esta experta considera que  no se debe afectar la atención armoniosa de  esos tres temas. “Necesitamos colaboradores que tengan equilibrio profesional-personal para que puedan explotar todo su potencial y lograr resultados extraordinarios en sus trabajos. Estamos en un ‘momentum’ en el que las personas de toda generación valoramos disponer de tiempo para trabajar, viajar, atender temas personales y familiares”, asevera.

Rivero alerta que las empresas que no adoptan esas prácticas corren el riesgo de enfrentar mayores índices de rotación, fuga de talento, desconfianza, desmotivación, baja productividad o lentitud para adaptarse a cambios organizacionales. En su criterio hay muchas formas de avanzar en este tema: permisos definidos para atender temas personales y familiares, atenciones a la familia y al colaborador, visita de los hijos a la empresa, charlas y reuniones, entre otras facilidades. 

Algunos trabajadores de la Corporación Pentágono destacan, en un video, su cercanía con la empresa. “Ya nos consideramos parte de la empresa como una familia. Hay mejor trato hacia el funcionario”, dice Luis Salazar. Por su parte, María Elita  dice: “No es solo un trabajo, hago lo que me gusta, comparto con mis colegas  y aprendo cada día un poco más”. 



En esta nota