ENTREVISTA

Samuel Doria Medina Monje: “Proyectamos la construcción de tres torres corporativas”


El gerente de Operaciones del hotel Los Tajibos asegura que el reto de la industria turística lo deben asumir todos los eslabones de la economía nacional 

Estudió Economía en la Universidad de Indiana (EEUU).

07/11/2017

Es hijo del político y empresario Samuel Doria Medina Auza, no le molesta que se lo recuerden, pues uno de los consejos de su progenitor fue que cada quien es lo que quiere ser. Desde octubre de 2016 es el gerente de Operaciones del hotel Los Tajibos de la capital cruceña, donde conoce a detalle el movimiento y el trabajo de cada uno de sus colaboradores, los llama a todos por su nombre, mientras les da indicaciones. Señala que la honestidad y el respeto a toda persona es fundamental para mantener buenas relaciones humanas. No descarta que la firma se extienda a otras ciudades del país.

¿Cómo se da su llegada a la gerencia de Operaciones del hotel Los Tajibos?
Mi padre empezó las negociaciones cuando yo me encontraba al mando de la división hotelera del grupo Comversa (compañía propietaria de Los Tajibos) en La Paz, como gerente general del hotel Andino y del restaurante Jardín de Asia. Yo le expuse a mi padre el interés, entonces él me dijo que la decisión recaía sobre el presidente del hotel, Armando Gumucio. Me presenté como opción y desde hace un año asumí este reto en mi carrera profesional.

¿Qué cambios se dieron desde que asumió como gerente de  Operaciones?
Hemos remodelado el lugar en tres meses, un tiempo récord. Invertimos $us 4,7 millones para sobresalir en la competencia que hay en Bolivia; modernizando los espacios, remodelando todas las habitaciones, reformando el lobby y cambiando la oferta gastronómica en Piegari, tenemos nuevos proveedores y ahora será el turno de Jardín de Asia. Otro cambio importante es el del trabajo interno con nuestros colaboradores, modificamos los esquemas y ahora todos somos un solo equipo, no despedimos a nadie. Al llegar había 450 trabajadores, ahora son 453. El equipo de colaboradores es nuestro factor diferenciador y nuestro principal activo. Hemos visto los frutos de estos cambio; en los últimos cuatro meses la afluencia va en aumento.

¿En cuánto tiempo esperan ver el retorno de esta inversión?
Los accionistas tienen muy claro que la inversión inicial fue para hacer un relanzamiento, no se ve a un corto plazo recibir estos ingresos porque las utilidades de este año se van a reinvertir.

 ¿Ahora cuál es el perfil del cliente al que están apuntando y cuál es el porcentaje de ocupación con el que se espera cerrar el año?
Los Tajibos es un hotel corporativo. La gente de negocios es nuestra principal ocupante, recibimos mucha gente de Chile, Argentina y Perú. Los fines de semana también recibimos visitas de familias de Bolivia. Esperamos cerrar la gestión por encima del 75% de ocupación, cifra similar a la de 2016. Hemos mejorado precios y ahora somos más competitivos.   

¿Sigue Los Tajibos las tendencias digitales?
Ese fue uno de los primeros retos, las ventas digitales no superaban el 1% y este año vamos a cerrar arriba del 17%, un buen número. 

Al momento de inaugurar esta nueva etapa se mencionó que esta es la primera fase de cambios, ¿cuál es la siguiente?
Estamos trabajando en un plan para definir el futuro del hotel, esto seguirá siendo el hotel Los Tajibos, no buscamos levantar edificios aquí ni demoler nada, vamos a seguir invirtiendo para acompañar el crecimiento de la ciudad, ofreciendo más alternativas al público con nuevas actividades que no solo serán en beneficio nuestro, sino también del turismo nacional. Todavía estamos definiendo estos cambios, hasta fin de año tendremos la estrategia lista.

Además de esto, ¿hay otros planes de negocios en carpeta?
El Grupo Comversa acaba de iniciar la construcción de una torre de más de 40 pisos en La Paz, de oficinas corporativas y departamentos. En el próximo trimestre hay planes de construcción de otras dos torres similares en Santa Cruz, en la zona de Equipetrol. Estas inversiones vienen de parte del Grupo Comversa S.A., que es dueño del hotel Los Tajibos.

¿Se han visto afectados por plataformas, como Airbnb, que oferta alojamiento?
Eso es algo que está creciendo, pero no es una debilidad para el mercado, a nosotros no nos afecta porque somos un hotel corporativo. Nuestros clientes buscan la comodidad y atención que solo nosotros ofrecemos.

A su parecer, ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta la industria hotelera en Bolivia?

El turismo desarrolla y genera fuentes de trabajo, necesita personal para crecer y para ello se requiere un trabajo en conjunto de los operadores turísticos, hoteles, instituciones públicas y privadas para poder crecer;  Perú es un ejemplo en este sentido. Los participantes de esta industria son los que dan la cara por el país.



En esta nota



e-planning ad